Festival Womad Cáceres
El Festival Womad de Cáceres de 2008. MARISA NUÑEZ/EFE

La alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, ha mostrado la "satisfacción" del equipo de gobierno porque, según sus palabras, "se han cumplido los objetivos del Womad", entre los que destacó que ha sido un festival "seguro, divertido, sano" y con una "totalmente buena convivencia" que hizo que "ninguna cuestión, que no fuera musical, entorpeciera su realización".

El Festival ha tenido un gran éxito de visitantes y seguirá en los próximos años

"Hemos tenido muchísimos visitantes, ha venido gente de todas las edades y todo el mundo se ha encontrado a gusto", aseveró Heras, quien añadió que "en estos tres días, Cáceres ha disfrutado de buenos días de música, turismo, sol y buen ambiente", convirtiéndose durante el festival en "multicultural e internacional".

Sin embargo, a su juicio ha existido "una mancha" en toda la perfecta organización, la relativa a la Plaza de la Concepción, donde centenares de jóvenes que no pudieron acceder a la Plaza Mayor hicieron "botellón" y generaron problemas a los ciudadanos que residen en el entorno.

Mayoría de edad

Ante la posibilidad de firmar un acuerdo con la organización XVIII Festival World of Music, Art & Dance (WOMAD) por dos años, la alcaldesa cacereña explicó que esta firma "da garantías y evita falsas polémicas e intervenciones no siempre políticamente correctas que perjudican la imagen del Womad".

"El ayuntamiento lo ha tenido siempre claro, este año ha sido la 18ª edición y tenemos la mayoría de edad. Se ha demostrado que Cáceres es un marco incomparable y todas las personas quieren el Womad, ya que todo el mundo se acerca. Y si atrae tantísimo público es porque funciona", explicó Carmen Heras.