La nueva medida estará instrumentada mediante una fórmula mixta en la que aportarán fondos el Gobierno central, las comunidades autónomas y los propios fabricantes.

'El Gobierno compromete por cada vehículo, 500 euros. Va a proponer que las Comunidades Autónomas complementen con 500 euros más y que el sector del automóvil aporte 1.000 euros por automóvil', dijo Zapatero en el Congreso durante el debate sobre el Estado de la Nación.

En una nota de prensa posterior enviada por el Ministerio de Industria, el organismo afirmó que el nuevo plan de ayudas directas, que se denominará Plan 2000E, tendrá un año de duración y entrará en vigor a partir del 1 de junio.

'El nuevo plan (...) entrará en vigor el próximo 1 de junio, tendrá una duración de un año, primará la adquisición de vehículos menos contaminantes y no podrá acumularse al Plan VIVE, el programa de ayudas a la financiación vigente en este momento', dijo Industria en un comunicado.

El ministerio mostró su esperanza de que tanto las comunidades autónomas como el sector colaboren con la medida de estímulo.

'El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio convocará el próximo jueves a las CCAA para explicarles los detalles de Plan 2000E en el marco de la Conferencia Sectorial de Industria y recabar su apoyo a la medida. Asimismo, espera que los fabricantes de automóviles se sumen al esfuerzo hecho por el sector público', dijo Industria.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones(ANFAC) mostró su apoyó a las medidas propuestas en un comunicado, aunque no dijo explícitamente que vayan a aportar su parte.

'ANFAC da la bienvenida al plan de estímulos (...) solicita también que las CCAA se sumen a esta iniciativa de forma rápida para que estas medidas puedan ser efectivas lo antes posible', dijo la asociación en un comunicado.