Accidente de Metro
Primera imagen del accidente en la L-6 del Metro Beatriz / lectora

La Línea 6, la más criticada por los usuarios del metro por sus continuos retrasos y averías, volvió este martes a sufrir un incidente. Y esta vez, no fue menor. El segundo vagón de un convoy descarriló cuando el tren entraba en la estación de Moncloa, chocando contra la pared del túnel y destrozando el voladizo del andén.

El tramo de Metropolitano a Puerta del Ángel estuvo cortado todo el día, lo que saturó otras líneas
Eran las 9.30 horas de la mañana, el final de la hora punta en una de las líneas más transitadas del suburbano (600.000 usuarios al día). En el momento del accidente viajaban en el tren más de 200 personas.

Pero en el fondo, hubo suerte: sólo se registraron cinco heridos leves por contusiones y ataques de ansiedad, según el Samur y la Policía.

Un lector de 20minutos.es que viajaba en el convoy ha descrito así el incidente: "Yo estaba en ese tren cuando ha pasado todo, por suerte iba en el penúltimo vagón. La verdad que casi me caigo al suelo por el golpe, algunas personas se han caido, pero por suerte no ha pasado nada".

"Mi hermano se ha producido un corte al desalojar el vagón", cuenta Álex, otro lector de 20minutos.es. "Con el susto que llevaba encima ni se ha dado cuenta del corte, y cuando iba en el taxi lo ha notado y se ha acercado a un hospital cercano", explica.

Tramo cortado todo el día

El tramo de Metropolitano a Puerta del Ángel estuvo cortado todo el día, lo que saturó las L3, L4 y L10. Metro tiene previsto funcionar hoy con normalidad.

"Los viajeros escucharon un ruido tremendo y el tren se inclinó ligeramente arrastrando por la pared y dando vaivenes", explicó el secretario de UGT-Metro, Teodoro Piñuelas. "El conductor fue el primer sorprendido; declaró que todo iba perfectamente y que, de repente, oyó un ruido seco y se salió de la vía", contó el jefe de la Policía Nacional en Metro, Mariano Matesanz.

No fue un fallo humano

Metro está investigando las causas, aunque ya han descartado el error humano. Al principio, se especuló con un desprendimiento de rocas de la bóveda, aunque se rechazó esta posibilidad tras inspeccionar el túnel y comprobar que el convoy circulaba en "conducción automática".

Ahora trabajan con la hipótesis de "un fallo en la diagonal", es decir, el tramo de vías donde los trenes hacen el cambio de sentido. "Puede que al pasar por encima de las vías algo haya desestabilizado el vagón", explicaron fuentes del suburbano.

Otra posibilidad es la de una avería en el tren, aunque Metro cree que "no tendría por qué dar problemas", ya que pertenece a la moderna serie 7000, introducido en la L6 hace sólo tres años.

El conductor, a falta de la investigación, cree que "lo más probable es que se haya desprendido una pieza del vagón", según contaron sus compañeros a 20 minutos.

"Falta de mantenimiento"

En cualquier caso, los sindicatos responsabilizan del accidente a la "falta de mantenimiento de los trenes, vías e instalaciones, provocada por la escasez de personal", según apuntó Piñuelas. "Los trenes no descarrilan porque sí, ni las piezas se sueltan solas; las cosas funcionan mal porque no se mantienen", dijo el portavoz de UGT.

Según sus datos, en la última década se ha reducido un 33% la plantilla de mantenimiento de vías: ahora hay aproximadamente 100 trabajadores; hace diez años eran unos 150.

Mientras, la oposición (IU y PSOE) vinculó el accidente a la "mínima inversión en la L6, la gran olvidada por Aguirre". La Consejería de Transportes les recordó los 600 millones destinados a mejorar la línea circular hasta 2011.

Más de 500 heridos en 30 años

  • Dos días negros en 1978. El 5 de mayo hubo 100 heridos en Avda. de América; el día 8, otros 152 sufrieron un choque en Sol.
  • 100 heridos en Lago. En febrero de 1980 hubo otro choque multitudinario, esta vez entre Batán y Lago (Línea 10).
  • Incendio en Cruz del Rayo. Dos vagones se quemaron en 1990 al caer sobre ellos los cables de electricidad. Hubo 15 heridos.
  • Bebé atrapado. Un bebé cayó a las vías en Empalme (L5). Las puertas se cerraron con la madre dentro y el carrito fuera.
  • Operarios arrollados. Dos trabajadores de mantenimiento, murieron en Pta. del Ángel bajo un tren que perdió los frenos.

 

  • Los 'sabotajes'. En 2007, varios trenes perdieron tornillos y motores. La Comunidad acusó a los trabajadores de sabotaje.