Las enfermedades del aparato circulatorio fueron la principal causa de hospitalización en 2019 en Cantabria

Las enfermedades del aparato circulatorio fueron la principal causa de hospitalización en 2019, tanto en España (14%) como en Cantabria (13,9%), donde 8.027 ingresos de los 57.525 que hubo en total se debieron a este motivo.
Las enfermedades del aparato circulatorio fueron la principal causa de hospitalización en 2019 en Cantabria
Las enfermedades del aparato circulatorio fueron la principal causa de hospitalización en 2019 en Cantabria
20M EP

La segunda razón, en la comunidad autónoma, estuvo relacionada con enfermedades del aparato respiratorio, con 7.000 pacientes; seguida en tercer lugar de lesiones traumáticas, envenenamientos y otras causas externas, con 6.808 enfermos; patologías del aparato digestivo, con 6.518; y neoplasias, con 5.496.

En el conjunto del país, también por detrás de las enfermedades del aparato circulatorio se situaron las del respiratorio (13,2%) y las del digestivo (12,3%), según se desprende de la 'Encuesta de Morbilidad Hospitalaria Año 2019', publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cuanto a la principal causa, las patologías del aparato circulatorio, más de la mitad de los 8.027 ingresados cántabros fueron hombres, en concreto 4.837, mientras que 3.190 mujeres requirieron asimismo atención hospitalaria por esta causa.

También fueron más numerosos los varones que ingresaron por problemas en el aparato respiratorio, en concreto3.937 frente a 3.063 enfermas, y lo mismo con las lesiones traumáticas: 3.605 frente a 3.203. Sin embargo, en general, los cántabros representaron algo menos de la mitad de las estancias hospitalarias -un 48,5%, con 27.957, por debajo de las 29.568 de las cántabras-.

En cuanto al conjunto de la población, y en tasa por cien mil habitantes, en Cantabria fue del 9,9, inferior a la media española del 10,3, según la encuesta del INE.

Y en cifras globales, los 57.912 ingresos contabilizados en 2019 en los hospitales cántabros supusieron la segunda cifra más baja por comunidades autónomas, tan solo por encima de La Rioja, y la inmensa mayoría -el 87%- correspondió a centros públicos y el 13% restante a privados.

Las comunidades con las mayores tasas de altas hospitalarias por 100.000 habitantes en el año 2018 fueron Cataluña (11.853), Asturias (11.413) y País Vasco (11.343). Por su parte, Ceuta (6.885), Canarias (8.391) y Andalucía (8.400) presentaron las tasas más bajas.

Por tipo de hospital, los mayores porcentajes de altas correspondientes a hospitales públicos se dieron en Castilla-La Mancha (92,6%), Extremadura (91,3%) y Castilla y León (89,6%), además de en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla donde la totalidad de las altas fueron en centros públicos.

Por el contrario, las comunidades con mayor porcentaje de altas hospitalarias en la red privada fueron Cataluña (47,9%), Baleares (36,2%) y Canarias (33,7%).

DATOS NACIONALES

En España, las enfermedades del aparato circulatorio fueron la principal causa de hospitalización en 2019 (14%). Por detrás de estas patologías se situaron las del aparato respiratorio (13,2%) y las del digestivo (12,3%). Asimismo, los principales motivos de hospitalización en los privados fueron las enfermedades del aparato músculo-esquelético y del tejido conectivo (13% del total), las del aparato digestivo (12,7%) y las lesiones, envenenamientos y otras consecuencias de causas externas (10,6%).

Por grupos de diagnósticos, las mayores tasas de morbilidad de los hombres correspondieron a las enfermedades del aparato circulatorio (1.512 por 100.000 hombres) y a las del aparato digestivo (1.458). En el caso de las mujeres, las mayores tasas se dieron en los episodios del embarazo, parto y puerperio (1.723 por 100.000 mujeres) y en las enfermedades del aparato respiratorio (1.125).

Asimismo, el trabajo ha puesto de manifiesto que en 2019 fallecieron 187.393 personas en los hospitales españoles, un 2,1 por ciento menos que en 2018. Las principales causas de defunción fueron los tumores (22,0% del total), las enfermedades del aparato circulatorio (20,1%) y las enfermedades del aparato respiratorio (19,2%).

En este sentido, en el año 2019 se produjeron 4.873.767 altas hospitalarias, un 0,5 por ciento menos que en 2018. Por sexo, las altas disminuyeron un 0,2 por ciento en el caso de los hombres y un 0,9 por ciento en las mujeres.

Si se excluyen los episodios de embarazo, parto y puerperio, la disminución en el caso de las mujeres fue del 0,5 por ciento. Además, más de la mitad de las altas hospitalarias correspondieron a mujeres (51,9%), aunque si se excluyen las producidas por embarazo, parto y puerperio, este porcentaje sería del 47,4 por ciento.

Por grupos de edad el mayor número de altas correspondió al intervalo de 65 a 84 años (33,3% del total) seguido del grupo de 45 a 64 años (23,9%). El motivo más habitual de alta de los pacientes fue la curación o la mejoría (91,3% del total).

El 3,8 por ciento de las altas fueron debidas a fallecimientos y el resto a traslados a otros centros u otras causas. Las altas disminuyeron un 0,6 por ciento en los hospitales de dependencia pública y un 0,2 por ciento en los privados. El 72,8 por ciento de las altas correspondieron a hospitales públicos.

El 62,8 por ciento de las altas hospitalarias del año ingresaron con carácter urgente. En lo que respecta a la tasa de morbilidad, en 2019 se produjeron 10.347 altas por cada 100.000 habitantes, lo que supuso un descenso del 1,3 por ciento con respecto al año anterior.

La tasa de morbilidad masculina disminuyó un 1 por ciento y se situó en 10.154 altas por cada 100.000 hombres. La de las mujeres descendió un 1,7 por ciento, hasta 10.531 por cada 100.000 mujeres, aunque, si se excluyen las altas por episodios del embarazo, parto y puerperio, la tasa femenina decreció un 1,3 por ciento y se situó en 8.808 altas por cada 100.000 mujeres.

Por grupo de edad, la tasa de morbilidad se incrementa a partir de los cinco años, tanto para el total de personas como en el caso de los hombres. En las mujeres, aumenta a partir de esa edad, con la excepción del grupo de 45 a 64 años.

La edad media de las personas dadas de alta en 2019 fue de 57,2 años, lo que supuso un incremento del 0,3 por ciento respecto al año anterior. En concreto, la edad media de los hombres fue de 58,5 años y la de las mujeres de 55,9 años. Si se excluyen las altas por episodios de embarazo, parto y puerperio, la edad media en las mujeres sería de 60,5 años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento