Las restricciones que las Comunidades ya suprimen y que anticipan cómo será la vida con el fin del estado de alarma

Medidas que decaerán con el fin del estado de alarma.
Medidas que decaerán con el fin del estado de alarma.
Henar de Pedro

El fin del estado de alarma, el 9 de mayo, supondrá que se acabe el cierre perimetral de las autonomías y el toque de queda, por lo que las Comunidades se preparan para ese escenario y exigen al Gobierno la modificación de leyes que les dé margen para dictar restricciones y evitar el caos jurídico. 

Así lo trasladaron este miércoles a Sanidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, porque la intención de las comunidades es disponer de instrumentos jurídicos para mantener, si es necesario, las restricciones por la covid-19.  Las Autonomías presionan para que el Gobierno les confiera seguridad jurídica y las decisiones que en un futuro adopten no dependan de los tribunales.

Según la ley orgánica 4/1981, que rige la declaración del estado de alarma, en su artículo cinco recoge la posibilidad de que sea el o la presidenta de una Comunidad afectada en parte o en todo su territorio por una crisis sanitaria  quien "podrá solicitar del Gobierno la declaración de estado de alarma". Este procedimiento será similar a cuando se aplique desde el Gobierno central, es decir, el mandatario autonómico debe pasar por el Consejo de Ministros para un período de 15 días y "solo se podrá prorrogar con autorización expresa del Congreso de los Diputados".

Con la pandemia todavía lejos de terminar, las Comunidades, incluso las que presentan una situación epidemiológica más favorable, son receptivas a contar con instrumentos que les permitan prorrogar el toque de queda más allá del 9 de mayo, una medida que afecta a los derechos fundamentales, para asentar la estabilidad de los contagios y seguir diminuyéndolos, algo a lo que ayudará el ritmo creciente de vacunación.

¿Qué piden las Comunidades?

Esta es la opción que se defiende desde el País Vasco, una de las siete comunidades en riesgo extremo por covid, con las UCI al límite y operaciones rutinarias retrasadas por la presión asistencial. La vicelehendakari Idoia Mendia sugirió que el estado de alarma se prorrogue solo en las autonomías en peor situación epidemiológica. "Comparto con el lehendakari la preocupación por la situación que estamos viviendo, que está presionando el sistema sanitario", comentó.

Desde Castilla-La Mancha se solicitó al Consejo Interterritorial que deje "muy claro" el margen de maniobra que tienen las Comunidades en lo que atañe de manera "muy evidente" a los derechos fundamentales, como son el cierre perimetral, el toque de queda y las restricciones de reuniones, por lo que pidió "un marco jurídico que sea solvente y de seguridad", indicó la consejera Blanca Fernández, quien agregó que no lo hacen porque quieran tener "indefinidamente" medidas restrictivas sino porque necesitan seguridad jurídica.

También desde Andalucía, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, expresó su preocupación por lo que pueda pasar cuando decaiga el estado de alarma. "Me preocupa que a partir del 9 de mayo pueda haber algún rebrote en algún municipio o provincia de Andalucía, y yo no tenga instrumentos legales para cerrarlo y evitar contagios a municipios aledaños", dijo. 

Además, ya se está preparando y el próximo lunes mantendrá una reunión con representantes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para plantearles que haya coordinación y asesoramiento. "Lo que queremos es que el TSJA nos recomiende cómo plantear aquellas actuaciones que queramos hacer en términos de limitación de libertades para intentar que los decretos que apruebe la Junta lleven el marchamo de la Justicia y no entrar en circunstancias como las acontecidas en el País Vasco, donde el Gobierno adoptaba una medida y los tribunales decían lo contrario", señaló. 

En la Comunidad de Madrid, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, pidió al Gobierno "pequeñas modificaciones" en tres leyes: la ley general de Sanidad, la de Cohesión y la de Salud Pública para tener herramientas que les permitan adoptar decisiones de control. Por su parte, Cataluña está preparando un "paraguas legal" que le permita poder aplicar el toque de queda nocturno a partir del día 9 "en caso de que sea necesario decretarlo". Según TV3, el Govern aprobará el próximo martes una modificación de la ley de salud pública, que le permitirá aplicar toques de queda y confinamientos cuando termine el estado de alarma

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha dicho que si no hay prórroga del estado de alarma el 9 de mayo, Cantabria quedará "desconfinada", porque "no hay base para que un presidente, fuera de un estado de alarma a nivel nacional, pueda confinar un territorio". "Eso es lo que me dicen a mí los jurídicos", ha explicado.

Medidas que decaerán con el fin del estado de alarma.
Medidas que decaerán con el fin del estado de alarma.
Henar de Pedro

La comunidad autónoma de Extremadura trabaja en un "semáforo Covid" que pondrá en marcha tras el 9 de mayo y que establecerá un nivel de aforos, dependiendo del riesgo que presente cada una de las zonas geográfica, así como de la actividad en cuestión de la que se trate. El objetivo es "dar estabilidad" al sector turístico y hostelero extremeño en los próximos meses.

Medidas que terminarán con el estado de alarma

Con el fin del estado de alarma decaen los cierres perimetrales, la limitación de la movilidad nocturna -toque de queda-, la limitación de aforos o la prohibición de reuniones de más de seis personas en espacios públicos o privados. 

Esta semana ya han sido varias autonomías las que han ido relajando estas restricciones. Cataluña permite desde el lunes 26 de abril la movilidad entre comarcas, también amplió el horario de los comercios minoristas y de servicios, también levantó la limitación de la restricción de dos burbujas como máximo en las reuniones sociales, aunque deberán seguir siendo de un máximo de seis personas.

También la Comunidad Valencia, desde el pasado lunes, aumentó el horario de la hostelería, que  ya puede abrir hasta las 22.00 horas -la misma hora en la que está fijado el toque de queda- y subió de cuatro a seis las personas permitidas en las mesas.

Andalucía también ha levantado este jueves las restricciones a la movilidad en las ocho provincias y permite a los clientes estar en los bares hasta las 23.00 horas, hora a la que comienza el toque de queda. La hostelería alarga también su horario y podrá admitir clientes hasta las 22.30 horas. Sin embargo, aún hay 74 localidades confinadas perimetralmente y otras 20 sin actividad no esencial.

Por otro lado, Murcia, con una incidencia acumulada de 70 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días -la tercera más baja tras Comunidad Valenciana y Baleares-, habla ya de 'nueva normalidad' y ha retrasado el toque de queda a las 00.00 horas y ha ampliado el aforo para celebraciones a 100 personas en el exterior y 30 en interior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento