Sigue el misterio del esqueleto de la niña hallado en el Alcázar de Sevilla: ¿Era de la realeza... o élite medieval sevillana?

Restos de una niña que podría ser medieval hallados en el Alcázar de Sevilla.
Restos de una niña que podría ser medieval hallados en el Alcázar de Sevilla.
Ayto Sevilla

El Real Alcázar de Sevilla, el palacio que durante años fue residencia de reyes, guarda entre sus paredes los entresijos de siglos de historias en las figuran, entre otros, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Ahora, la Capilla de su Palacio Gótico -mandada a construir por Alfonso X El Sabio- podría abrir un nuevo capítulo en su Historia, tras el hallazgo de la tumba de una niña pequeña. El misterio sobre sus posibles orígenes regios ha generado muchas incógnitas: ¿era esta niña princesa o infanta?, ¿era noble?, ¿tal vez de la élite sevillana medieval?

Que la niña estuviese emparentada con la realeza es una posibilidad que no se descarta por el momento. “Si la fecha es medieval y, además, medieval muy antigua, está claro que el hallazgo debe vincularse a los personajes que crearon el Palacio, que fueron los reyes de España en aquel momento”, explica a 20minutos el arqueólogo a cargo de dirigir la intervención arqueológica, Miguel Ángel Tabales.

“En el palacio del rey, en la iglesia del rey y si estamos hablando de la época en la que los reyes vivían aquí, lo lógico es que haya gente relacionada con la familia real” o, en su caso “gente de gran abolengo”, explica el arqueólogo, aunque insiste en que la investigación se encuentra en una fase exploratoria y aún muy preliminar. De no confirmarse su pertenencia a esa época, “el abanico de posibilidades se abre” a personajes de carácter más secundario, pero que tuvieran alguna vinculación con los alcaides, los regidores, el Ayuntamiento, el Alcázar o con alguna élite de la ciudad, matiza el director de la exploración.

Se trata de un hallazgo de especial importancia arqueológica para el Alcázar.
Se trata de un hallazgo de especial importancia arqueológica para el Alcázar.
Ayto Sevilla

¿Qué se sabe hasta el momento?

Un individuo infantil, que murió a los 4 o 5 años de edad y fémina. Estas son las primeras conclusiones extraídas del análisis antropológico visual ‘in situ’ realizado por el equipo. El cadáver conserva su pelo y parte de los restos de su vestimenta. Además, junto a ella, también se encontraron una serie de botones de nácar, que podrían dar pistas sobre su estatus social, y conserva prácticamente los dos calzados de cuero. “Hay telas muy fragmentadas que no sabemos si son parte del ritual del embalsamamiento o bien forman parte de los vestidos”, añade Tabales a 20minutos.

Según detalla el arqueólogo, se parte de la hipótesis de que “por el rito funerario y por el tipo de sarcófago”, que es de plomo, pudiera pertenecer de los siglos XIII al XV, explica, “pero no es concluyente”, advierte, “solo es una hipótesis de trabajo, puede ser también de hace 200 años”, añade Tabales.

Por ello, el siguiente paso será tratar de datar estos restos a partir de diferentes análisis con Carbono 14, cuyos resultados podrán concluir algunos elementos clave para la identificación del personaje, como “la causa de la muerte, la época, el linaje, el ADN…”. La datación permite, a su vez, hacer un análisis documental histórico de la época para cerrar el cerco sobre la ascendencia de la niña.

Después, el rito funerario: “No es lo mismo que la hayan embalsamado, que le hayan colocado un ungüento carísimo o que simplemente esté depositada, sin más”, lo que podría también apuntar a una posible vinculación con “algún linaje importantísimo para la historia de España” -algo que motivaría un programa de investigación de mayor envergadura- o a una persona del entorno de Sevilla sin más.

El sarcófago podría ser parte de una cripta con más restos funerarios.
El sarcófago podría ser parte de una cripta con más restos funerarios.
Ayto Sevilla

Otros elementos que podrían dar pistas sobre esta posible pertenencia a un importante linaje es saber cuál era su alimentación, que apuntaría a su rango social, y el género textil que viste los restos óseos: “no es lo mismo que sean telas vulgares que una seda”, puntualiza el arqueólogo.

¿Estamos ante una posible cripta con más restos?

El hallazgo se enmarca en una intervención en el Palacio Gótico para la restaurar los azulejos del zócalo, con el fin de garantizar el buen estado del conjunto monumental que es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1987 y escenario e inspiración de importantes rodajes entre los que se encuentra la célebre Juego de Tronos.

No obstante, y pese a no ser casual, podría ser la pista que conduzca a una cripta funeraria “de la que se perdió en su momento cualquier indicio de su memoria”, explica Tabales. Siguiendo este rastro, continuarán "sin duda" buscando restos de otras personas. Esta vez no lo harán excavando, "sino por georradar, que no altera la superficie y que lee la resistencia del terreno”. Así, en función de ese análisis, podrán seguir desenterrando los secretos que esconde la Casa Real en uso más antigua de Europa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento