Salud ve "ridícula" la resolución que obliga a vacunar a policías y guardias civiles en Cataluña: "No tiene rigor"

Una sanitaria administra la vacuna de la covid-19 a un agente de los Mossos d'Esquadra.
Una sanitaria administra la vacuna de la covid-19 a un agente de los Mossos d'Esquadra.
ACN

“Ridículo”. Así ha calificado el doctor Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública de Cataluña, la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a vacunar en los próximos 10 días a 4.500 policías nacionales y guardias civiles para equipararlos a los mossos. Argimon ha manifestado este martes que, tanto él como la doctora Carmen Cabezas, subdirectora general de Promoción de la Salud, son médicos y que como tales no discriminan a ningún colectivo: “Me importa un rábano cuál sea su profesión. A nosotros, médicos, nos han formado para dar cura y asistencia a todo el mundo”, ha dicho visiblemente indignado en rueda de prensa.

“Suficientemente complicado es todo esto -refiriéndose al proceso de vacunación- como para que ahora tengamos que adaptarnos también a criterios judiciales. Es ridículo; aquí quienes opinan son los jueces. A lo mejor también tendré que preguntarle al juez si hay que vacunar con Pfizer, Moderna o Janssen”, ha criticado Argimon, y ha añadido: “Esto es un tema de salud que se ha politizado y judicializado. Esta decisión, desde el punto de vista científico, es poco rigurosa y poco seria”.

“Es un tema de salud que se ha politizado y judicializado. Esta decisión, desde el punto de vista científico, es poco rigurosa y poco seria”.

Además, el secretario de Salud Pública ha informado de que, antes de que saliera esta sentencia del TSJC, ya le había llegado otra reclamación por parte de los Bomberos de la Generalitat para que se les vacunará a ellos también, y sin embargo no ha tenido la más mínima repercusión ni en la política, ni en los medios, ni tampoco en los tribunales. "Esto no se ha politizado ni judicializado", ha remarcado.

La ciencia pide vacunar por edad, no por profesión

Si en semanas anteriores se había vacunado a personal esencial como Mossos d'Esquadra (así como a profesores o farmacéuticos), se debe a la medida -errónea a ojos de Argimon- del Ministerio de Sanidad que prohibía vacunar a menores de 55 años con AstraZeneca, por lo que se decidió vacunar a personal esencial menor de ese límite que edad. No obstante, ahora que se ha ampliado la edad para vacunar, se había vuelto a priorizar a las personas de mayor edad, independientemente de su profesión, porque la evidencia científica indica que este es un factor mucho más determinantes a la hora de sufrir una Covid-19 grave. 

Los estudios indican que la edad es un factor más determinante que la profesión para sufrir una Covid-19 grave

No obstante, la justicia prefiere igualar porcentajes entre agentes de diferentes cuerpos policiales. Así, la resolución judicial viene a entorpecer el plan de vacunación que busca priorizar según la edad de la población (factor de riesgo) antes que por profesión, y en los próximos 10 días Salut tendrá que destinar 4.500 dosis de vacunas a funcionarios de la Guardia Civil y Policía Nacional en lugar de otros colectivos que, bajo un criterio estrictamente científico, lo podrían requerir con mayor urgencia. "Cumpliremos la orden, pero retrasaremos vacunaciones de gente de 70 años", ha concluido Argimon.

En otro orden de cosas, Salud ha anunciado este martes que, por primera vez, Cataluña ya puede decir que tiene más ciudadanos con la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus que personas contagiadas desde el inicio de la pandemia. Este martes, se han contabilizado 635.951 personas inmunizadas (con las dos dosis, o con una en el caso de Janssen) frente a los 595.698 casos positivos confirmados desde que se empezaron a contabilizar hace más de un año. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento