Voto en blanco, nulo o abstención: ¿qué son y a quién beneficia cada uno?

VOTACIÓN
Votación.
EUROPA PRESS

Este martes 4 de mayo son las elecciones a la Asamblea de Madrid, por lo que todos los madrileños están llamados a las urnas en una jornada electoral marcada por ser un día laborable y, también por las medidas de la covid-19. 

Como en cada elección, es importante tener en cuenta una serie de conceptos, sobre todo, en cuanto a lo que se refiere a la votación. Los votos escrutados por los miembros de la mesa pueden ser votos válidos, votos en blanco, votos nulos obastenciones, según una serie de normas. 

¿Qué es voto blanco, voto nulo y abstención?

Además de los votos válidos, hay dos categorías de votos que deben contabilizarse por separado para determinar el resultado de la votación: los votos en blanco y los votos nulos.

En primer lugar, son votos en blanco los sobres que no contengan papeleta y los votos emitidos a favor de una candidatura legalmente retirada, tal y como se explica en el manual de la Asamblea de Madrid sobre las instrucciones para los miembros de la mesa electoral. 

Por otro lado, son votos nulos los que se emiten en sobres o papeletas diferentes del modelo oficial, así como las papeletas sin sobre y los sobres que contengan más de una papeleta de distintas candidaturas, aunque si se incluyen varias papeletas de la misma candidatura, se cuenta como un solo voto válido. 

También será considerado voto nulo cuando se presenten en un sobre alterado y cuando las papeletas en las que se hubiera modificado, añadido o tachado el nombre de los candidatos, alterado su orden de colocación, así como aquellas en las que se hubiera introducido cualquier leyenda o expresión o producido cualquier otra alteración voluntaria o intencionada. 

Además, hay que tener en cuenta que serán contabilizados como votos válidos aquellos emitidos en papeletas que contengan "una señal, cruz o aspa al lado de alguno de los candidatos, en la medida en que estas no tengan trascendencia o entidad suficiente para considerar que con ellas se haya alterado la configuración de la papeleta o se haya manifestado reproche de alguno de los candidatos o de la formación política a que pertenezcan".

Por su parte, la abstención no tiene que ver con los votos, ya que se considera como abstención el hecho de no ir a votar y, por tanto, no introducir ningún voto en la urna.

¿A quién beneficia cada tipo de voto?

En primer lugar, la abstención, al no existir ningún tipo de voto, este no se suma y no afecta a los resultados. Lo mismo sucede con el voto nulo, que se considera un voto emitido no válido, por lo que no cuenta en el reparto de escaños ni benefician ni perjudican a ninguna formación.

En cambio, el voto en blanco tiene la fama de que favorecen a la lista más votado, algo que no es completamente cierto, aunque se contabilizan como válidos. De este modo, los votos en blanco pueden influir en las posibilidades que tienen las listas menos votadas para acceder al reparto de escaños, ya que se necesita superar el 3% de los votos válidos. 

En este sentido, entra en juego el método D'Hont, el sistema de cálculo proporcional que utiliza el sistema electoral para convertir los votos que han obtenido cada uno de los partidos en escaños.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento