Más de la mitad de los niños tutelados ya tienen familia de acogida

  • 331 menores, la mayoría bebés, han encontrado hogar
  • Hace cinco años eran menos de la mitad
  • Los que quedan en los centros de la Junta, 300, son adolescentes
  • CONSULTA AQUÍ OTRAS NOTICIAS DE GRANADA

Acoges a un niño en casa, te preocupas por él y lo proteges y cuidas como si fuera propio, aunque sepas que abandonará el nido antes de tiempo. Cada vez hay más familias granadinas que sobreponen esta labor a los duros momentos de la despedida.

En la provincia, más de la mitad de los menores tutelados por la Junta de Andalucía viven ya en hogares de acogida, tanto de forma temporal como permanente (modalidad de adopción en la que la familia tiene la guarda del menor, aunque éste no cambia sus apellidos).

En concreto, son 331 niños los que se crían bajo el calor de un hogar (tienen entre 0 y 7 años) frente a los 291 de 2007 y alrededor de la mitad de hace cinco años. «Granada está muy sensibilizada con los acogimientos. Y es que aunque en los centros de menores reciben un trato y cuidado magníficos no hay nada como el ambiente familiar», dice la jefa del Servicio de Protección de Menores, Alicia Núñez.

Acogerlos a todos

El servicio pretende que en menos de un año no haya un sólo bebé en los 47 centros de la provincia, donde aún hay algo menos de 300 niños tutelados por el Gobierno andaluz. En este sentido, la presidenta de la asociación colaboradora Aldamia (www.aldaima.org/ 958 255 203), Karima El Harchi, anima «a todas las familias interesadas a que den el paso porque su hogar puede hacer felices a estos niños».

El 80% de los que quedan en los centros granadinos son menores extranjeros que llegaron solos al país. La mayoría, adolescentes que, cuando cumplen 16 años, entran en un programa «donde se les prepara para cuando lleguen a la mayoría de edad y tengan que vivir por su cuenta, buscar un trabajo...», explica Núñez. Se realiza un seguimiento posterior «para que no se sientan desamparados».

"Es una más de la familia"

«Hay que pensar en el bien que le haces y no en lo que podamos sufrir cuando se vaya». Así resume Rosa Solís, 48 años, ama de casa, la experiencia de su familia, «que se ha volcado y la trata como una más». Casada, con dos hijos y un nieto, esta granadina acogió hace ya seis meses a un bebé de sólo 27 días de vida. «Se lo recomiendo a todos porque es una labor muy bonita. Sabemos que la despedida va a ser dura pero acogeremos a otro niño, sin duda».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento