La Guardia Civil corta el tráfico para que no atropellen a una familia de patos

  • Ocurrió a la altura del kilómetro 399 de la N-232, cerca de Logroño.
La Guardia Civil de Tráfico auxilió este lunes a una familia de patos en la N-232, en el término municipal de Recajo (La Rioja), según informó la Benemérita en una nota. (Vídeo: EFE / GUARDIA CIVIL)
Un agente de la Guardia Civil de Tráfico auxilia a una familia de patos en la N-232, en el término municipal de Recajo (La Rioja).
GUARDIA CIVIL / EFE
La Guardia Civil de Tráfico auxilió este lunes a una familia de patos en la N-232, en el término municipal de Recajo (La Rioja), según informó la Benemérita en una nota. (Vídeo: EFE / GUARDIA CIVIL)

La Guardia Civil de Tráfico cortó este lunes el tráfico de la carretera N-232 a su paso por el municipio riojano de Recajo para evitar que una familia de patos fuera atropellada y pudiera cruzar con seguridad.

Los agentes se encontraron en la ytarde de este lunes con este singular grupo de palmípedos a la altura del kilómetro 399 de la N-232, por lo que cortaron la circulación en ambos sentidos para que cruzaran con seguridad, según detalló la propia Guardia Civil en una nota.

Una vez que los patos pasaron a zona segura, la Guardia Civil de Tráfico restableció la circulación en este tramo de la N-232, a unos 10 kilómetros de Logroño.

"A veces nuestro trabajo nos hace vivir situaciones nada habituales", afirmó la Benemérita.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento