Tanta Europa
Tanta Europa

España prioriza Pfizer en el plan de vacunación contra la Covid y va prescindiendo de AstraZeneca

  • La Comunidad de Madrid cuenta con vacunar a la población de 50 a 59 años con Pfizer o Moderna a partir de la segunda mitad de mayo.
  • La Comisión Europea denuncia a AstraZeneca por incumplir el suministro acordado de dosis a la UE.
  • Darias anuncia que esta semana llegarán dos millones de dosis a España, entre Pfizer, Moderna y AstraZeneca.
  • DIRECTO | Últimas noticias en el plan de vacunas y en las restricciones.
Una persona recibe la vacuna contra el Covid-19 en el dispositivo puesto en marcha en las instalaciones del Wanda Metropolitano
Una persona recibe la vacuna contra el Covid-19 en el dispositivo puesto en marcha en las instalaciones del Wanda Metropolitano
Jesús Hellín - Europa Press

La vacunación contra la Covid continúa con velocidad de crucero gracias a la llegada masiva, y de momento sin más contratiempos, de dosis. Particularmente, de Pfizer, de las que se servirán 1,7 millones semanales desde este lunes hasta final de mayo, la vacuna que poco a poco se va convirtiendo en el principal remedio contra la pandemia en detrimento de AstraZeneca. El Ministerio de Sanidad sigue bloqueando su uso para menores de 60 años y comunidades como la de Madrid ya planifican la inmunización del siguiente grupo de edad, entre 50 y 59 años, a los que se administrarán vacunas de ARN-mensajero, es decir, Pfizer o Moderna.

Según indican fuentes del gobierno madrileño, con la "estrategia vigente" y si no se interrumpe el suministro de dosis, en la segunda o tercera semana de mayo esperan poder empezar a vacunar a la población en la cincuentena. Será con Pfizer o Moderna -que llega cada dos semanas y en cantidades menores-, las mismas que se han estado inoculando a la población de más de 80 años, ya prácticamente inmunizada, y a quienes tienen entre 70 y 79 años.

Por debajo de esa edad, quedan las personas que tienen entre 60 y 69 años, que si las cosas no cambian, terminarán convertidas en una especie de isla de la población a la que se vacune con AstraZeneca. De momento, la vacunación avanza con este suero entre los 60 y los 65 años y posteriormente también lo hará así entre los de 66 y 69, pero siempre que las comunidades no tengan otras vacunas disponibles. Es decir, que Janssen -monodosis, que ahora se está inyectando a la población de entre 70 y 79 años-, Moderna y Pfizer podría ser también para ellos.

En principio, la única vacuna que ahora mismo no tiene "prescripción" para vacunar a una parte de la población es AstraZeneca, que España ha decido no inocular a los menores de 60 años. "Las otras no tienen prescripción por edad", ha recordado este lunes el director del CCAES, Fernando Simón. "La prioridad era vacunar a los que fueran más vulnerables. Una vez conseguido -con los mayores de 80 al "100%", el 64,5% de entre 70 y 74 con una dosis y más del 45% de entre 60 y 69 años-, se pondría Moderna y Pfizer y Janssen cuando se pueda", a la espera que también aumente su suministro de dosis, ha añadido. Por tanto, AstraZeneca cada vez sale más de la ecuación.

De momento, el suministro de las cuatro vacunas que se administran en España va viento en popa. Este lunes han llegado otros 1,7 millones de dosis de Pfizer y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha afirmado que en los próximos días lo harán otras 188.000 de Moderna y 103.000 de AstraZeneca. Antes de final de abril deberían llegar también otras 150.000 dosis de Janssen.

AstraZeneca y menores de 60

Sin embargo, el Gobierno sigue limitando la administración de AstraZeneca, que solo se está pinchando ahora a personas de entre 60 y 65 años. Varios millones de ciudadanos menores de esa edad y trabajadores de profesiones consideradas esenciales -cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, protección civil, bomberos y profesores- recibieron una primera dosis de la vacuna de Oxford, pero Sanidad busca alternativas para no tener que ponerles la segunda de esta misma marca, a pesar de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) así lo recomienda. 

Pero el Gobierno no se plantea seguir esta recomendación y espera el ensayo clínico que desarrolla el Instituto de Salud Carlos III confirma la hipótesis de que así también aumentarían sus anticuerpos contra la Covid. De momento, el ensayo ha empezado con retraso porque todavía no se han reclutado los 600 voluntarios que se precisan y eso podría prolongar el momento en que se tengan los primeros resultados. No llegarán cuando se cumplan las 12 semanas desde que los primeros menores de 60 años vacunados con AstraZeneca recibieron su primera dosis.

Pero lejos de inyectarles la segunda de esta misma marca, Sanidad apuesta por esperar un poco más y superar el plazo de 12 semanas, a la espera de que los resultados del ensayo clínico confirmen que, como se cree, pueden inyectarse Pfizer en su lugar.

"Se puede extender un tiempo más, no hay problema por ponerla un poco más tarde", ha dicho Simón.

La UE también prioriza Pfizer

Este fenómeno no se da solo en España. A escala de la UE, desde hace semanas hay movimientos y decisiones que apuntalan Pfizer como vacuna prioritaria y que, a la inversa, sitúan a AstraZeneca como fuente de problemas en el proceso de vacunación.

De común acuerdo con los Estados miembros, la Comisión Europea ha anunciado este lunes una demanda contra AstraZeneca por incumplir sus compromisos de suministro a la UE. ""No se han respetado algunos términos del contrato y la empresa no ha aportado una estrategia fiable para garantizar una distribución oportunidad de las dosis", ha explicado el portavoz del Ejecutivo comunitario Stefan de Keersmaecker.

"Cada dosis cuenta, cada dosis salva vidas", ha advertido a través de Twitter, la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, en relación a los fallos de un suministro de dosis que debería ser de 180 millones entre abril y junio y se ha visto reducido a 70 millones entre los 27 Estados miembros. De acuerdo al criterio de población, a España le correspondería el 10%, es decir, siete millones de dosis.

Desde Madrid, Simón ha apuntado que AstraZeneca "no está cumpliendo con las entregas" pero que este suministro por debajo de lo esperando no está provocando problemas en la vacunación porque se "compensa" con otras, particularmente Pfizer y Moderna, que están suministrando "más de lo que estaba previsto", como también se espera que haga Janssen.

Por el contrario y frente a estos problemas, la EMA dio luz verde el viernes pasado a la ampliación de la capacidad de producción de las vacunas de Pfizer y Moderna en las plantas de Puurs, en Bélgica, y en los laboratorios de Rovi, en España. Con ello, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, celebró que en un año se podrán producir mil millones de dosis de Pfizer, un 20% más que en la actualidad. 

Se sumarán a los últimos acuerdos con esta farmacéutica, para adelantar a este trimestre la entrega de 50 millones de dosis que estaban previstas para final de 2021 y un contrato de precompra de 1.800 millones de dosis para 2022 y 2023.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento