Madrid mantiene el menú escolar en 4,88 euros el próximo curso y premiará los platos ecológicos y de temporada

  • La Comunidad cambia el sistema para adjudicar los servicios de comedor para contar con la opinión de los centros.
Menú en un comedor escolar.
Imagen de archivo de varios estudiantes en un comedor escolar.
20M

La Comunidad de Madrid ha modificado el procedimiento para adjudicar el servicio de comedor escolar en los colegios de la región. En el nuevo proceso, la Consejería de Educación y los centros educativos compartirán la elección de las empresas de catering para prestar el servicio de comidas. Las direcciones podrán dar más puntos a las compañías que apuesten por los alimentos ecológicos y de temporada. Además, las adjudicaciones se harán por lotes que incluyen entre tres y cuatro colegios.

Estos cambios no influirán sobre el precio del menú que pagan las familias. Según han señalado desde Educación, el curso que viene el coste seguirá siendo de 4,88 euros, una cuantía que permanece congelada desde hace seis años, según destacan desde el departamento que dirige Enrique Ossorio. El Gobierno regional seguirá destinando fondos al programa de reducción del precio del menú, un plan en el que este año se han invertido 38 millones para beneficiar a 100.000 estudiantes.

Los cambios afectan más a los centros que a las familias, aunque serán estas las principales beneficiadas por la actualización del acuerdo marco, una reglamentación que se acaba de actualizar. Hasta ahora, explican desde Educación, era la consejería la que determinaba las empresas que podían prestar servicio a través de un baremo de 0 a 100 puntos. Todas las que superaran los 50 puntos, tras valorar aspectos como los aspectos nutricionales del menú o la cantidad de personas que dan el servicio, podían ser elegidas por los centros para dar las comidas.

Con el nuevo procedimiento, la administración no será la única que tendrá voz: la consejería dará una parte de los puntos y el resto dependerá de los colegios. Desde el Gobierno regional señalan que las direcciones de los centros podrán otorgar puntos por la cantidad de alimentos ecológicos y de temporada que ofrecen las empresas y por la oferta de actividades para entretener a los niños durante el tiempo que transcurre entre la comida y la reanudación de las clases.

También podrán valorar si la empresa tiene un refuerzo de su personal o si los canales que establece para comunicarse con la dirección son fluidos. Se trata de un sistema más transparente y que ofrece mayor participación a los colegios en el proceso, destacan fuentes del Ejecutivo.

La nueva regulación también incluye la agrupación de todos los centros educativos de la región en 250 lotes de tres o cuatro colegios de diferente tamaño. El objetivo es garantizar que todos los comedores, independientemente del número de escolares a los que atiendan, tienen ofertas de empresas de catering. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento