La Policía Local pilla en la capital a más de 1.400 conductores sin carné en un año

  • Sólo en las calles de la capital y durante el primer año desde que empezó a ser delito.
  • El pasado mes de abril, uno de cada era menor de edad.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA

El primer año desde que conducir sin carné supone un delito (mayo de 2008) ha dejado claro que muchos malagueños se atreven a manejar vehículos sin haber obtenido la licencia legal. La Policía Local ha imputado por esta causa en los últimos doce meses a 1.413 personas que circulaban por las calles de la capital.

Ya eran más de un millar lo que fueron pillados en 2008 (de mayo a diciembre), pero la tendencia no parece decaer si se contabilizan los datos de lo que va de 2009: 93 en enero, 87 en febrero, 75 en marzo y 79 en abril, es decir, 334 en los cuatro primeros meses.

Un escrutinio de las cifras del pasado mes de abril aclara que la mayoría (75%) de los que no tenían permiso son hombres, ya que sólo 20 de los 79 eran mujeres. Además, uno de cada cuatro imputados eran menores de edad, entre los que también se detecta un predominio de los varones (90%). De estos detenidos, la mayor parte nunca había obtenido la licencia necesaria para conducir el vehículo (76), otros dos conducían tras haber sido privados del permiso –suspensión cautelar del juzgado– y uno había perdido todos los puntos.

En lo que respecta al tipo de vehículo, había 38 turismos, 34 ciclomotores y 7 motocicletas. Este millar y medio de infractores se debe al dispositivo puesto en funcionamiento por la Policía Local y a labor de patrullaje diario, mediante los que se han identificado a un gran número de conductores en Málaga.

La modificación del artículo 384 del Código Penal especifica que conducir sin carné será castigado con una pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de doce a veinticuatro meses y con trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.

En moto, sin permiso y con 11 años

Uno de los casos más sorprendentes lo detectó la Policía Local el pasado lunes en La Palmilla. Los agentes le dieron el alto a un ciclomotor con dos ocupantes que no llevaban el casco. El vehículo se dio a la fuga, pero fue cazado tras una persecución. Entonces, se dieron cuenta de que ambos eran menores de edad y de que el conductor sólo tenía 11 años

Mostrar comentarios

Códigos Descuento