Iñaki Carcavilla: la historia del joven español que ha escrito una ópera con solo 19 años

  • Este aragonés acaba de estrenar en el País Vasco 'Culibillas', inspirada en la antigua leyenda sobre el origen de Formigal.
Iñaki Carcavilla Garasa, de solo 19 años, en su clase de composición en Musikene, el Centro Superior de Música del País Vasco.
Iñaki Carcavilla Garasa, de solo 19 años, en su clase de composición en Musikene, el Centro Superior de Música del País Vasco.
I. C. G.

Iñaki Carcavilla Garasa, aragonés de 19 años, estrenó el pasado fin de semana en Musikene, el Centro Superior de Música del País Vasco, Cubilillas, su primera ópera, inspirada en la antigua leyenda sobre el origen de Formigal. 

"Siempre te acuerdas de las típicas lecciones que te enseñan en Historia de la Música de que Mozart escribió una sinfonía con 8 años y la primera ópera con 12. Y nunca imaginé que yo pudiera hacer algo así con 19 años. Pensaba que yo, quizá con 40 y con suerte. Y de repente veo todo el trabajo y las más de 100 páginas con la música de la orquesta y el libreto de los cuatro cantantes", ha asegurado Carcavilla en Heraldo de Aragón

Fue el pasado mes de septiembre, cuando en el aula de Composición propusieron la idea de hacer una ópera. "Nadie se lanzó y entonces les pregunté a mis compañeros si era un suicidio hacerlo. Y al decirme que sí, les dije 'pues yo lo hago' y para adelante", ha afirmado Carcavila, que estrenó la obra el pasado 17 de abril en el auditorio de Musikene. Cinco meses tardó en concebir Cubilillas. 

"Llevábamos una semana con ensayos muy intensos de cuatro y cinco horas para montarla. Ya había estrenado alguna obra pequeña y me ponía siempre muy nervioso. Pero aquí, al haber visto todo el trabajo que había detrás y todo el involucramiento de mis compañeros, pensé que no podía salir mal. Me senté a disfrutar como una persona más del público y fue una experiencia muy gratificante", ha recordado. 

"En España no se nos valora"

El sueño de este joven es poder vivir de componer música, pero es consciente de que es "muy complicado y más en España porque la cultura se vive en un muy segundo plano y no se nos valora". "Es una pena que nos tengamos que ir fuera a trabajar y desperdiciar el talento que hay, pero hay que comer. Uno de mis profesores vive en París y viene a dar clases a San Sebastián y la inmensa mayoría viven en Francia", explica al diario aragonés.

Este prodigio de la música, que cursa segundo del Grado de Composición - le restan para acabar otros dos cursos y el máster-, comenzó sus estudios musicales en el Conservatorio Profesional de Música 'Antonio Viñuales' de Huesca como trombonista y cellista y posteriormente dio el salto a la reputada escuela de San Sebastián. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento