Kirk y Spock aterrizan al fin en los cines

  • Quinto: "He aportado mis propias experiencias a este personaje"
  • Pine: "Si el capitán hubiese sido un empollón no sería interesante".
  • Protagonizan la última entrega de la saga fantástica Star Trek.
El capitan Kirk (Chris Pine) y Spock (Zachary Quinto).
El capitan Kirk (Chris Pine) y Spock (Zachary Quinto).
PARAMOUNT PICTURES
Zachary Quinto son los dos jóvenes actores elegidos por
J.J. Abrams para interpretar en la última entrega al capitán
Kirk y a Spock, dos de los grandes pilares sobre los que se sostiene la saga de
Star Trek. Los dos intérpretes estuvieron en Madrid para presentar la película y hablar sobre sus personajes.
¿Supone una responsabilidad especial interpretar a personajes con una larga historia anterior?
Chris Pine (C): Cuando hablé con J.J. Abrams, me explicó que se trataba de unos personajes nuevos y frescos, que no habría necesidad de andar mirando al pasado. Eso me resultó muy excitante: si me hubiese pedido una mera imitación de lo que habían hecho anteriormente con el personaje no me hubiese interesado el proyecto. Me gusta la posibilidad de reinventarlo, de encontrar el equilibrio entre ciertos matices creados anteriormente por William Shatner y lo que yo pudiese aportar nuevo. En cierta forma, creo que he podido reinventarlo.
Zachary Quinto (Z): Tuve la suerte de poder pasar mucho tiempo con Leonard Nimoy. Aunque este personaje sea muy distinto a lo visto hasta ahora en Spock, era fundamental que él también me asesorara. Pero me enfrentaba a un reto: aportar mis propias sensaciones y experiencias para crear una vida emocional nueva, aunque sin olvidar todo lo mostrado antes por Nimoy. La clave de todo, en todo caso, estuvo en el guión, que para mí es como la Biblia. En ese guión estaba la visión de J.J., suprema, a la que había que sumar lo aportado por Nimoy. Así que contaba con una base excelente.

¿Alguna vez se imaginó interpretando a un personaje tan legendario como el de Spock?
Z: Nunca, pero fue muy divertido. Nunca he sido un gran seguidor de la ciencia ficción, pero al final ha resultado un género fundamental en mi trayectoria. De niño no era fan de Star Trek: me gustaba más
La Guerra de las Galaxias, pero desde luego estoy muy agradecido de haber contado con esta oportunidad. Creo que, además, supondrá un papel especial y diferente al resto de los de mi carrera.

Y usted, ¿tuvo como referencia a otros guapos rebeldes del cine?
C: Tampoco fue necesario. El guión estaba ya tan bien escrito que era muy fácil mostrar las características de ese joven arrogante y autodestructivo. Por supuesto que a veces, como cuando va a toda velocidad en moto, uno recuerda a Steve McQueen en
La gran evasión o Tom Cruise en
Top Gun, pero no queríamos caer demasiado en el tópico. También creo que esa rebeldía le aporta mucho al personaje. Si el Capitán Kirk hubiese sido de pequeño un empollón, un tipo que se pasaba el día estudiando y leyendo, no habría un viaje narrativo tan interesante. Es interesante que alguien tan inteligente y, a la postre, responsable haya pasado toda su juventud emborrachándose y persiguiendo chicas. Creo que es un héroe a pesar de sí mismo, algo de lo que ya se ha sacado partido anteriormente en muchas culturas y mitologías.
¿Hay algo de usted en sus personajes?
Z: Soy Géminis, así que creo que tengo algo de esa dualidad que existe en mi personaje. Sí, me identifico bastante con él, aunque en mi vida personal soy mucho más emocional, más visceral, que él. Por un lado soy muy extrovertido, sociable, me gusta mucho reírme y hacer bromas. Pero también tengo una parte introspectiva, solitaria, más parecida a la de Spock.
C: Yo creo que tengo algo de todos. ¡De mi personaje, de Spock, de Chris y hasta de mí mismo!

¿Qué ha supuesto trabajar con J.J. Abrams, uno de los gurús del fantástico actual?
Z: Creo que tiene un gran talento, el de sabe crear mundos muy espectaculares, de una escala estética mayúscula, pero siempre construídos sobre personajes muy creíbles. Son mundos que te dejan con la boca abierta, pero habitados por seres muy humanos, con sus relaciones, manías y conexiones personales. Esta película es un ejemplo perfecto: a nivel estético es espectacular pero, al fin y al cabo, habla de seres humanos. Humanos que, por una serie de circunstancias, terminan embarcados en una nave espacial viajando por la galaxia.

BIO.
Zachary Quinto nació en Pittsburgh, EE UU, en 1977, y Chris Pine en Los Angeles en 1980. El primero se hizo famoso gracias a su papel de Sylar en la serie televisiva de
Héroes, mientras a Pine le hemos visto en
Just my luck y
The princess diaries 2: Royal engagement.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento