El jurado declara culpable a Igor el Ruso por los asesinatos de un ganadero y dos guardias civiles en Teruel

Norbert Feher 'Igor el Ruso' escucha el veredicto del jurado.
Norbert Feher 'Igor el Ruso' escucha el veredicto del jurado.
Antonio García / EFE
Igor el Ruso, escoltado en la Audiencia de Teruel..

Los miembros del jurado han considerado este jueves culpable al serbio Norbert Feher, Igor el Ruso, de los asesinatos de un ganadero y de dos guardias civiles junto a una caseta rural en Andorra (Teruel), de forma sorpresiva y con la intención de matar.

En la lectura del veredicto por estos hechos, el jurado ha declarado por unanimidad probada la práctica totalidad del relato de las acusaciones en torno a las muertes del ganadero José Luis Iranzo y de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, ocurridas la noche de 14 de diciembre de 2017.

En el veredicto, el jurado ha considerado por mayoría que, en todos los casos imputados, el acusado disparó con la intención de matar a sus víctimas y de rematarles una vez que se encontraban malheridos.

En cuanto al resto del relato de las acusaciones en torno a los robos, la presencia de Feher en Teruel, la utilización de las pistolas que portaba y las sustraídas a los agentes y la posterior fuga y detención del procesado, el jurado lo ha valorado como probado de forma unánime.

Sólo en cuanto a la intención de matar de Igor el Ruso se han producido votos particulares de uno o de dos miembros del tribunal del jurado. 

Los miembros del jurado han rechazado los cargos imputados por una de las acusaciones particulares de pertenencia a una organización criminal que le habría apoyado en España, aunque han admitido que, durante su trayectoria criminal por Italia, Feher tuvo relación con bandas de delincuentes.

Durante la lectura del veredicto, que el procesado ha seguido en su mayor parte mirando a la portavoz del jurado, se ha hecho referencia a la culpabilidad del acusado en cuanto a tres delitos de robo con violencia imputados, así como a los de atentado contra miembros de las fuerzas de seguridad del Estado y de tenencia ilícita de armas. 

Permanente revisable

Tras el veredicto, el caso ha quedado visto para sentencia. Lo siguiente es que el juez la redacte la sentencia atendiendo a los hechos considerados probados por el jurado popular. Fuentes judiciales consultadas por 20minutos explican que usualmente esto puede tardar una semana, aunque se prevé que en este caso se necesite un lapso mayor debido a su complejidad. 

En sus informes finales, las acusaciones particulares se han sumado a las peticiones de la fiscalía de prisión permanente revisable, a la que ha sumado dos de 25 años por dos de los asesinatos.

La fiscal se ha apoyado en reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo que considera "no aceptable" una única condena de prisión permanente revisable por tres crímenes y que incide en la necesidad de sancionar por separado cada uno de ellos ya que, ha subrayado, "hay que tener en cuenta que se ha matado a tres personas".

Además, ha solicitado penas de 3 a 5 años de prisión por el resto de delitos imputados e indemnizaciones equivalentes para cada una de las familias de las víctimas por un importe total de 2 millones de euros.

En concreto, ha reclamado indemnizaciones de 200.000 euros para las mujeres del ganadero y de uno de los guardias asesinados, así como para la pareja del segundo, sobre la que ha incidido la necesidad de "tener la misma consideración" que para las esposas; 200.000 para los hijos, 80.000 para los padres y 50.000 para los hermanos.

Las acusaciones particulares se han mostrado disconformes con esta valoración en relación al establecimiento de cantidades similares para todas las familias y han reclamado para sus clientes indemnizaciones mayores.

La defensa valora recurrir

Por su parte, la defensa de Feher, a la vista del veredicto, se ha sumado a las peticiones de condena hechas por la fiscalía, a la espera de valorar un posible recurso.

Inicialmente la defensa, representada por el abogado Juan Manuel Martín Calvente, había considerado que los hechos debieron ser calificados de homicidio al entender que no hubo alevosía.

En cuanto a la muerte de los dos agentes, alegó que su patrocinado "actuó en legítima defensa" porque los guardias iban armados. Finalmente, no ha opuesto las eximentes de miedo insuperable y alteración de la percepción de la realidad, como anunció al principio del proceso.

Para el resto de los delitos, la defensa había solicitado anteriormente la absolución de su defendido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento