El presidente de México , Felipe Calderón, ha afirmado que el país está "en condiciones de reiniciar el camino hacia la normalidad" dado que el brote de la gripe A o porcina está estabilizándose.

 

Este virus está aún presente y que siempre habrá el riesgo de que su propagación continúe

"Nos encontramos en una etapa de estabilización de la propagación del virus de la influenza (gripe) humana y conocemos sus características básicas", ha explicado el mandatario.

 

Las clases, suspendidas desde la semana pasada, se reanudarán de forma escalonada a partir del próximo jueves, primero en las escuelas superiores y universidades, mientras que primaria, secundaria y guarderías volverán a las actividades el 11 de mayo. El mandatario dijo que se realizará una "limpieza profunda" en las instalaciones educativas.

Reapertura de restaurantes

El 6 de mayo, el sector público y privado, incluidos los más de 35.000 restaurantes que cerraron desde el pasado 29 de abril, retomarán las actividades. En el Distrito Federal, los restaurantes podrán volver a operar con mayor normalidad (solo podían preparar comida para llevar), aunque con algunas restricciones.

"Debemos, desde luego, recordar que este virus está aún presente y que siempre habrá el riesgo de que su propagación continúe", advirtió Calderón, que llamó a no bajar la guardia.

La semana pasada, Calderón pidió a los mexicanos quedarse en casa del 1 al 5, y paralizó las actividades de la administración pública.

Golpe a la economía mexicana

El presidente se mostró consciente de que la situación ha supuesto "costos importantes" para la economía del país, pero se reafirmó en que la prioridad era "proteger la vida y la salud de las familias mexicanas".

Por su parte, el secretario (ministro) de Salud, José Ángel Córdova, ha afirmado que se observa una "tendencia descendente de casos sospechosos y confirmados (del virus)" y que las medidas de la alerta sanitaria "han sido efectivas".

Córdova evitó cantar victoria en la lucha contra la nueva cepa de la gripe, argumentando que no se pueden descartar brotes posteriores.

"La evolución de la epidemia se encuentra ahora en su fase de descenso; el pico a nivel nacional se ha dado en los últimos días entre el 23 y el 28 de abril", dijo el funcionario en una conferencia de prensa, agregando que en los últimos cuatro días no se registraron nuevos decesos.