Un ciudadano rumano de 26 años ha sido detenido en el municipio tarraconense de El Vendrell por simular su secuestro durante cinco días. El arrestado fingió encontrarse retenido
contra su voluntad por una banda de ciudadanos de la Europa del Este, con el objetivo de que su ex pareja se hiciera cargo del rescate.

Los Mossos d'Esquadra vieron rápidamente que se podía tratar de un montaje
Durante este tiempo, el hombre envió decenas de mensajes a la joven a través de diversos teléfonos móviles haciéndose pasar por los secuestradores y exigiendo el pago de 5.000 euros a cambio de no matar a Marius G., el arrestado, además de recomendarle no llamar a la policía. Viendo que la joven no realizaba el pago, el detenido fue rebajando la cantidad económica hasta los 200 euros.

Los Mossos d'Esquadra, una vez tuvieron conocimiento del caso, montaron un dispositivo para localizar a la posible víctima, pero rápidamente vieron que se podía tratar de un montaje. Durante el operativo de vigilancia vieron que Marius G. entraba y salía con total libertad y haciendo un uso constante del móvil.

Hacía vida normal

El hombre se desplazó en tren hasta El Vendrell, donde fue detenido por los Mossos como presunto autor de un delito de extorsión y otro de simulación. Los Mossos comprobaron que durante los días que aseguraba haber sido víctima de un secuestro estuvo alojado con total normalidad en el mismo hostal, entrando y saliendo sin el control de nadie. El arrestado tenía una importante deuda y pretendía conseguir dinero con el falso secuestro.