Actores, directores, músicos y periodistas convivirán con refugiados saharauis desde este martes y hasta el día 10 en el campamento de Wilaya de DDajla, el más alejado de la ciudad argelina de Tinduf. Allí se celebrará, por tercer año consecutivo, el Festival de Cine del Sáhara (FiSahara).

Durante el certamen, que no incluye una competición oficial, se proyectarán películas como Camino, La ola, El truco del manco, Los crímenes de Oxford y Che, el argentino, entre otras; así como algunos cortometrajes, filmes africanos o de temática saharaui. La mejor cinta se llevará una simbólica Camella Blanca.

FiSahara reúne cada año a rostros conocidos que han apoyado públicamente la causa, y esta vez acudirán Guillermo Toledo, Javier Fesser, Álex de la Iglesia, Elena Anaya, Unax Ugalde, Ingrid Rubio, Fernando Guillén-Cuervo, Kira Miró, Fran Perea, Luisa Martín, Eduardo Noriega, etc.

La clausura contará con un concierto de Macaco; también se realizarán varios talleres relacionados con el mundo del cine. En el festival colaboran organismos como la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) o el Ministerio de Cultura español.