El botellón puede pasar a la historia. El Ayuntamiento de Málaga eliminará la zona habilitada para beber alcohol (botellódromo) en la calle si no se halla una alternativa que satisfaga a todos los sectores, afirma el director del Área de Juventud, Mario Cortés.

El botellódromo del Paseo de los Curas se cierra al tráfico las noches de los fines de semana desde 2006, cuando entró en vigor la conocida como Ley Antibotellón de la Junta. Las obras del puerto harán incompatible el botellódromo en el Paseo de los Curas en otoño de 2009, según la Autoridad Portuaria.

Para intentar encontrar una alternativa viable, el Área de Juventud mandará correos electrónicos a 25.000 jóvenes que tienen la tarjeta Más Joven para preguntarles dónde colocarían la zona habilitada para beber. Espera tener resultados a la semana de enviarlos. Cortés asegura que no hay propuestas sólidas por ahora.

ZONAS DESCARTADAS

  • Martiricos (rastro). No es tanto la lejanía con el centro histórico (el doble que desde el Paseo de los Curas), como que los jóvenes atravesarían zonas «muy pobladas» desde el rastro hasta el centro en una actitud ruidosa, según Cortés.
  • Cortijo de Torres. Está demasiado lejos de los bares del centro. Cortés recalca que los jóvenes malagueños no usan el bus para ir de marcha, por lo que se fomentarían los traslados en coche tras beber.
  • Túnel de la Alcazaba. Juventud pidió un informe a Tráfico por si fuera viable hacer botellón allí (sin vecinos, muy cerca del centro y resguardados de la intemperie). El documento rechaza la propuesta porque complicaría el tráfico. 

58 denuncias este fin de semana 

La Policía Local de Málaga ha efectuado controles durante este fin de semana para evitar el botellón fuera del Paseo de los Curas, como en Camino de San Rafael. 58 personas han sido denunciados (la multa es de 300 euros). En 2008, se multó a 1.300.