El juez que investiga la muerte de Marta del Castillo ha atribuido a la quinta imputada, novia de uno de los acusados, los delitos de homicidio y colaboración en su desaparición, los mismos que pesan sobre los restantes detenidos.

Esta imputada, María G.M., novia del hermano mayor del asesino confeso de Marta, declaró en el juzgado el pasado 14 de abril, dos meses después que los restantes cuatro acusados. Su abogado defensor presentó entonces una queja por indefensión, ya que el juez no la informó de los presuntos delitos por los que decretó su libertad sin fianza, pero con obligación de personarse cada 15 días ante un juzgado.

María G.M., que estuvo estudiando en el piso donde ocurrió el crimen esa noche, fue detenida y llevada como imputada ante el juez, al que declaró que no oyó ningún ruido pese a que, supuestamente, hacia las 1.30 horas de la madrugadaMiguel C. sacó el cuerpo de la víctima en una silla de ruedas.

Decisiones pendientes

Fuentes del caso han informado de que el juez no ha respondido todavía a otra de las peticiones de las defensas, consistentes en que Francisco Javier D.M., hermano mayor del asesino confeso, sea sometido a la máquina de la verdad y a un careo con su propio hermano y con el menor de edad Javier G.M.

Tras el paréntesis de la Feria de Abril en Sevilla, el juez ha recibido este lunes en su despacho a un inspector policial que le ha entregado un informe sobre los trabajos de búsqueda del cuerpo en el vertedero de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), suspendidos el pasado 30 de abril.

Por los hechos que están siendo investigados por el juzgado de instrucción 4 se encuentran en prisión incondicional desde mediados de febrero Miguel C.D., su hermano mayor, Francisco Javier D.M., y dos amigos, uno de ellos menor de edad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA