La mayor extinción masiva del planeta, hace 252 millones de años, duró 10 veces más en la tierra que en el agua

Ilustración que muestra a 'Lystrosaurus' durante la extinción masiva del final del Pérmico.
Ilustración que muestra a 'Lystrosaurus' durante la extinción masiva del final del Pérmico.
GINA VIGLIETTI / SERVIMEDIA

La extinción de especies más masiva en la historia de la Tierra ocurrió hace unos 252 millones de años y fue más rápida en los océanos, mientras que duró 10 veces más en la superficie terrestre.

Así se recoge en un nuevo estudio elaborado por 23 investigadores y publicado este lunes en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. El trabajo se centra en la 'Gran Muerte' o 'Gran Mortandad', que se produjo hace 252 millones de años y resultó ser tan dramática y generalizado que extinguió más del 95% de las especies marinas y el 70% de las especies terrestres.

Algunos estudios anteriores indican que ello se debió a un cambio climático por el calor desprendido desde rocas ígneas intrusivas debido a erupciones volcánicas masivas en una región de Siberia. Después surgió la era de los dinosaurios.

"La gente asumió que, debido a que la extinción marina ocurrió durante un corto periodo de tiempo, la vida en tierra debería haber seguido el mismo patrón, pero encontramos que la extinción marina puede ser en realidad un momento puntual de un episodio más largo en tierra", apunta Pia Viglietti, investigadora postdoctoral en el Museo field de Chicago (Estados Unidos) y autora principal del estudio.

Ken Angielczyk, autor principal y conservador de paleontología de vertebrados en el Museo Field, añade: "Este artículo es el primero que realmente se centra en los vertebrados y dice: 'No, algo estaba pasando que era único para el reino terrestre'".

Fósiles de 588 animales

Hay un registro fósil más completo de la vida bajo el agua, donde los cuerpos se cubren rápidamente con sedimentos. En consecuencia, los paleontólogos conocen desde hace tiempo que una extinción masiva golpeó al final del periodo Pérmico hace unos 252 millones de años y que un 95% de las especies marinas se extinguieron en unos 100.000 años.

Aunque ello parezca mucho tiempo, no lo es tanto en términos geológicos. La extinción marina al final del Pérmico duró 100.000 años de los 3.800 millones de años de vida en la Tierra, lo que equivale a 14 minutos de todo un año.

Para entender qué pasó con la vida en tierra, Viglietti, Angielczyk y sus colegas examinaron fósiles de 588 animales de cuatro patas que vivieron en lo que hoy es la meseta Karoo de Sudáfrica en el momento de la extinción masiva del Pérmico.

"La región donde encontramos los fósiles para este estudio es absolutamente hermosa. Las verdes laderas montañosas son tan acogedoras en una nítida mañana de verano que hace que el calor que aún está por venir sea soportable", apunta Zaituna Skosan, gerente de colecciones de paleontología del Museo Sudafricano de Iziko y coautora del artículo.

Los investigadores crearon una base de datos y separaron los fósiles por edad, agrupando especímenes por intervalos de tiempo de 300.000 años. Este enfoque les permitió cuantificar la apariencia y desaparición de diferentes especies y mirar el panorama más amplio de la vida a lo largo del tiempo, en lugar de simplemente confiar en especímenes individuales para contar toda la historia.

Roger Benson, profesor de paleobiología en la Universidad de Oxford (Reino Unido) y coautor del estudio, señala que el equipo usó estadísticas para averiguar patrones de extinción basados en cientos de fósiles. "Cuando una especie desaparece podría haberse extinguido o podría estar ahí fuera, esperando ser descubierta, pero hasta ahora no detectada".

'Lystrosaurus'

Una de las especies que ayudó a revelar patrones de extinción y recuperación fue 'Lystrosaurus’, pariente herbívoro de mamíferos tempranos cuyo tamaño variaba entre el de un perro pequeño hasta una vaca, dependiendo de la especie. "Tenía pico y colmillos, no era el animal más atractivo, pero tengo debilidad por 'Lystrosaurus' porque fue el primer animal que estudié como estudiante de posgrado", recalca Viglietti.

“Vemos a 'Lystrosaurus' apareciendo antes de que comenzara la extinción, ya era abundante. Nos hizo pensar en lo que estaba impulsando esa abundancia, si 'Lystrosaurus' acaba de apoderarse del paisaje estéril después de que otros animales se extinguieron o si el medio ambiente estaba cambiando y 'Lystrosaurus' se adaptó a estos cambios que estaban causando la extinción para todas estas otras especies. Nuestra mejor conjetura es esta última", apunta Viglietti.

El examen de fósiles como 'Lystrosaurus' mostró a los investigadores que la extinción del Pérmico se veía muy diferente en la tierra que en el océano, duró mucho más. Si la historia de la vida en la Tierra se comprimiera en un solo año y la extinción del final del Pérmico mató al 95% de los animales del océano en cuestión de 14 minutos, la extinción de la tierra habría necesitado 10 veces más tiempo, unas dos horas y veinte minutos.

No está claro exactamente por qué la extinción masiva ocurrió mucho más lentamente en tierra. "Los cambios en el clima de la Tierra fueron acumulativos y se sumaron con el tiempo. Los ecosistemas se interrumpieron lentamente y luego llegó a un punto en el que todo se derrumbó", indica Viglietti.

Una de las razones podría ser que los océanos pueden absorber los cambios químicos y estabilizarse, hasta cierto punto. "En la crisis climática actual, los océanos pueden absorber mucho dióxido de carbono o aumentar de temperatura sin que la gente se de cuenta y de repente se obtienen descomposiciones del ecosistema, como la acidificación de los océanos y el blanqueamiento de corales", comenta Viglietti.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento