La OCU compara los hummus del supermercado: cantidad de azúcar, fibra, proteínas y otros valores nutricionales

Plato de crema de garbanzos, aceite y tahini muy popular en Oriente Medio, aunque cada muy apreciado en todo el planeta. Se suele consumir acompañado de pan. (Foto: Wikipedia/Popo le Chien).
Hummus.
Wikipedia/Popo le Chien

El hummus y otros untables que se pueden adquirir fácilmente en los supermercados son una de las mejores opciones para comer un picoteo saludable, ya que está elaborado de legumbres. Esta crema se suele comer con un nacho o palito de pan tostado a modo de cuchara para untar en la salsa, los cuales pueden sustituirse por una verdura en crudo para conseguir un aperitivo más sano.

Sin embargo, el hummus adquirido en el supermercado y elaborado de forma industrial puede tener grasas y azúcares añadidos, así como sal en exceso o aditivos, por lo la Organización de Consumidores y Usuarios ha analizado la composición nutricional de 46 productos de hummus que se encuentran en el supermercado. 

Para ello, han usado la información nutricional que proporciona el etiquetado y han utilizado el sistema Nutriscore, que considera como aspectos positivos el contenido en proteínas, fibra y el porcentaje de frutas, verduras, frutos secos, legumbres y aceite de oliva o colza que forman parte del producto. Por el contrario, el aporte energético, el contenido en grasas saturadas, azúcares y sal se encuentran como puntos negativos. También se han tenido en cuenta los aditivos.

Análisis de los hummus de supermercado

El hummus o humus es un plato típico de la cocina árabe y su ingrediente principal son los garbanzos, una legumbre que debería tener mayor presencia en nuestra dieta cotidiana ya que, aunque tienen fama de engordar, no es así. Apenas tienen grasa, son ricos en almidón y en fibra y nutricionalmente están a mitad de camino entre las verduras y los cereales, ricos en algunos minerales y vitaminas del grupo B, según explica la OCU. 

Así, han comparado los hummus de supermercado, comparando un total de 46 productos seleccionados. Cinco de ellos se venden a temperatura ambiente como conservas y 14 de ellos son de producción ecológica.

Además de garbanzos, estos hummus contienen entre sus ingredientes pasta de sésamo tahini, aceite y especias como el comino. Algunos de ellos también contienen aceitunas, pimiento, tomate, remolacha e, incluso, cacao. 

Estos son los resultados que ha obtenido la OCU tras analizar los 46 productos de hummus del supermercado: 

  • El aporte energético va de 138 a 470 kcal por 100 gramos de producto, siendo el valor medio de 267 kcal/100 g.
  • En estas cremas, la grasa procede de los aceites empleados, esencialmente girasol u oliva. El contenido medio graso de estos productos es de 20%.
  • En cuanto a las grasas saturadas, el valor medio es de 2,6%, aceptable.
  • La cantidad de hidratos de carbono no es tan alta como se podía esperar, teniendo en cuenta que el ingrediente principal es el garbanzo. El valor medio es de 11,9%.
  • El azúcar de estos productos no es un elemento nutricional para tener en cuenta.
  • En cuanto a la sal, el contenido medio es aceptable, 0,98%. Sin embargo, 29 hummus contienen más de 1 g por 100 g de producto, lo que es mucho.
  • El garbanzo es una legumbre, por tanto, fuente de proteína: el contenido medio es de 6,8%, aunque algún producto contiene incluso más del doble.
  • También es fuente de fibra: 6,2% de media. Es una pena que no todos los fabricantes lo indiquen (no es obligatorio); en ese caso, nosotros les hemos preguntado directamente.
  • El porcentaje de garbanzos y vegetales en los hummus oscila mucho según la marca, desde el 34% hasta el 83,4%.
  • En 17 productos no hemos encontrado aditivos en la lista de ingredientes. En los 29 productos restantes, hay 14 aditivos diferentes, sobre todo conservantes, antioxidantes, correctores de acidez e incluso gomas como espesantes. No aparecen aditivos engañosos como potenciadores o colorantes.

Así, la valoración nutricional Nutriscore es que entre los hummus se pueden encontrar productos con una muy buena valoración nutricional (así es en 21 hummus), pero también productos con un simple aceptable (17 productos obtienen un C en Nutriscore). Los 8 hummus restantes merecen una B.

La conclusión es que los hummus comparados son productos saludables, que se pueden incorporar a la dieta y que, además, están al alcance de muchos bolsillos, ya que entre los mejor valorados hay productos muy asequibles, como el Hummus clásico de garbanzo de Carrefour con un precio de 3,95 €/kg.

En este enlace de la OCU se pueden ver cuáles son los mejores hummus del mercado en cuanto a su valoración nutricional. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento