Adiós a las cejas Instagram: estas son las tendencias de maquillaje que no volveremos a ver en mucho tiempo

Además de alargan, también aporta una gran cantidad de volumen.
Las cejas tipo Instagram se definían por ser muy anchas, cuadriculadas y tupidas.
UNSPLASH

Durante los últimos años las tendencias de maquillaje han seguido una misma línea: looks muy recargados y full glam para cualquier acontecimiento social. La naturalidad brillaba por su ausencia, pero para esta nueva década parece que comienzan a cambiar las tornas.

Desde el año pasado estamos viviendo una revolución en el mundo del maquillaje, dejando aparcadas técnicas y estilos con los que no creíamos que nos íbamos a cansar.

Cejas estilo Instagram

Instagram dominó todas las tendencias de maquillaje desde mediados del 2010, siendo una de las primeras unas cejas anchas, cuadriculadas y muy tupidas. Estas se caracterizaban por ser muy poco naturales y muchas las acusaban de parecer hechas con un rotulador. 

Ahora buscamos cejas más naturales, cambiando la pomada por geles fijadores para conseguir un efecto laminado y rotuladores de cejas para dibujar los pelitos que nos faltan y cubrir las calvas.

Base mate 'full cover'

Hace unos años, lo que más le pedíamos a una base de maquillaje era una cobertura que tapase todos nuestros pecados con un acabado mate y sin ningún brillo. Aunque este efecto quedaba muy bien en cámara ya que tapaba cualquier poro y conseguía una piel de porcelana, en persona no se veía tan bien y quedaba algo artificial.

Siguiendo con la máxima de la naturalidad, ahora las BB Creams, CC Creams o velos de color son nuestros principales aliados para conseguir una piel jugosa con mucha luz y que deje ver su belleza natural. 

El movimiento antifiltros de Instagram nos ha ayudado a abrazar la textura real de la piel y a decantarnos por estos productos que unifican el tono pero dejan ver pecas o lunares.

Aplicar el corrector en forma de triángulo invertido

Otras de las tendencias que se convirtieron en un must del maquillaje fue el aplicar el corrector trazando un triángulo invertido que llegaba hasta el hueso del pómulo para iluminar la zona. A esto le acompañaba el poner puntos de luz en la frente, nariz, parte superior del labio y barbilla.

Por otra parte, ahora con Bella Hadid como el principal referente de belleza, se busca un efecto lifting, por lo que el corrector solo se aplica en la esquina de la ojera y en diagonal desde la parte exterior del ojo hasta la sien. 

'Baking'

Con toda la cantidad de maquillaje que nos poníamos en la cara, como ya hemos visto, para suavizar la zona, sellarla y aportar un extra de luz, se aplicaban polvos como si no hubiese un mañana y se retiraban con un golpe de brocha a los 5 minutos. 

Actualmente, para seguir manteniendo la naturalidad y el brillo, solo se aplican donde es necesario para sellar el maquillaje y en muy poca cantidad para que tampoco quede pesado.

Mejillas con 'contouring' y mucho iluminador

Esta fue una de las mayores aportaciones de las Kardashian al mundo del maquillaje. Sacada del mundo drag, el contouring nos esculpía el rostro para resaltar los pómulos, afinar la nariz y ocultar nuestros complejos. Esto iba acompañado de una gran cantidad de iluminador muy brillante para destacar las partes altas de nuestro rostro y hacerlo más anguloso. Aunque en foto quedaba muy bien, en persona se notaba mucho y dependía mucho del ángulo para conseguir el efecto deseado.

Ahora hemos cambiado el contorno por un poco de broncer, el iluminador lo preferimos líquido y natural, que parezca que la luz sale de nuestra propia piel y ahora el colorete es el principal protagonista de nuestras mejillas.

Maquillaje de ojos muy elaborado

Si no eras experto en el maquillaje, al final lo acababas siendo practicando para poder salir de cada con un buen cut crease y no parecer un payaso. Nuestros parpados se llenaban de sombras muy contrastadas entre ellas y metalizadas.

Ahora queremos looks más minimalistas, conseguidos gracias a la tendencia de los foxy eyes y delineados gráficos de colores, jugando con los estampados setenteros y las tendencias de los 60.

Labiales mate

La fiebre por los labiales mate duró toda una década. El acabado aterciopelado con colores profundos fue la máxima tendencia, que vino acompañada de una gran cantidad de perfilador de labios por encima de estos para que parecieran mucho más gruesos.

Para los nuevos años 20, los labios jugosos y naturales son los que más buscamos para que hidraten los años de sequía que nos dieron los labiales mate. Para esto, los gloss son nuestros favoritos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento