Satélites Herschel y Planck
Los satélites Herschel y Planck, de la Agencia Espacial Europea. ESA

De la búsqueda de vida extraterrestre al estudio del campo gravitatorio de nuestro planeta. Son sólo dos ejemplos de las ambiciosas misiones espaciales que no se han visto afectadas por la crisis y que se desarrollarán en 2009, Año Internacional de la Astronomía.

A principios de marzo, la sonda Kepler partió hacia una remota zona de la Vía Láctea en la primera misión de la NASA concebida exclusivamente para buscar exoplanetas donde podría haber vida similar a la Tierra, y que estén en una zona cálida en la que se pueda mantener en su forma líquida el agua, esencial para la formación de vida.

La sonda Kepler buscará vida en los confines de la Vía Láctea

Pocos días después, la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzó el satélite GOCE, que estudiará el campo gravitatorio terrestre y servirá, entre otras cosas, para medir las variaciones en la circulación oceánica y el nivel del mar.

La ESA tiene previsto además el lanzamiento de los satélites Herschel y Planck; en un principio está planificado para el próximo 14 de mayo. Herschel estudiará la formación de estrellas y Planck, por su parte, analizará los campos de radiación cósmica.

Basura cósmica

En julio, la agencia europea quiere iniciar la misión SMOS para estudiar la humedad del suelo y la salinidad de los océanos, y para noviembre la misión Cryosat-2, que hará observaciones de la criosfera y ayudará a explicar la conexión entre la pérdida de hielo polar, la subida del nivel del mar y el cambio climático.

La misión Cryosat-2 ayudará a explicar el cambio climático

En diciembre la NASA prevé llevar un nuevo módulo a la Estación Espacial Internacional. Además, ha puesto en marcha un proyecto con dos naves gemelas con el que se intentará descubrir el origen de la Luna.

Y es que 2009 viene cargado de experimentos y proyectos relacionados con el espacio. Entre los actos destacados se encuentra la quinta conferencia sobre basura espacial que celebró la ESA a principios de abril en Darmstadt (Alemania), donde se resaltó la necesidad de recoger los objetos espaciales sin uso que estén en órbitas por debajo de 12.000 Km, debido a que la cantidad de basura espacial es insostenible y amenaza a satélites en funcionamiento.

Actualmente hay 3.300 satélites en órbita, de los que están operativos únicamente 800, según datos de la ESA.


Nuevo prototipo para ir a la Luna

Recientemente la NASA presentó el prototipo de Orion, el módulo en el que viajarán los astronautas a la Luna. La agencia estadounidense espera que en 2020 seremos capaces de avolver a pisar la Luna y planea enviar personas a Marte en 2030. Otro experimento en marcha es lamisión simulada a Marte, por la que seis personas pasarán 105 días aisladas en un recinto; servirá para la preparación de una misión tripulada real a Marte.