Cómo preparar la ensaladilla rusa perfecta

Ensaladilla rusa
Ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa es una de las elaboraciones más típicas de nuestro país, sobre todo, cuando llega el buen tiempo. Al igual que sucede con otros platos tradicionales, la forma de preparación y los ingredientes que pueden echarse en la receta varían mucho de unos lugares a otros. 

Por ello, estas son algunas de las recomendaciones para conseguir una ensaladilla rusa perfecta, con una serie de ingredientes que no pueden faltar, así como algunos errores típicos que no deben cometerse.

Trucos para conseguir una ensaladilla rusa perfecta

En primer lugar, a la hora de decidir los ingredientes, que puede variar mucho de una receta a otra, hay que tener en cuenta que debe primar la patata y la mayonesa como elementos principales, de tal modo que no se deben añadir aquellos ingredientes que quiten protagonismo al sabor de los dos alimentos mencionados. 

En cuanto a la mayonesa, es mucho más recomendable hacerla de forma casera, ya que se conseguirá un mejor sabor y una buena textura. Elaborarla solo lleva unos minutos y, realmente, se notará en el resultado final. Además, es aconsejable reservar un poco de la mayonesa preparada para que cada uno se sirva en su plato. 

En cuanto a la patata, entran en juego las proporciones, ya que tanto las patatas como el resto de ingredientes deben cortarse con dimensiones similares, mientras que la patata debe ser el ingrediente del que mayor proporción haya, ya que es el alimento fundamental del plato.  

El punto de cocción es fundamental para que los ingredientes no queden muy blandos ni muy duros. Concretamente, deben quedar al punto para que se mezclen bien y se consiga la textura y pasta típica de esta elaboración, con todos los ingredientes bien integrados. 

Las hortalizas se deben cocer entre 15 y 20 minutos, para evitar así que queden blandas y conseguir que queden enteras. Al igual que sucede con la mayonesa, es mejor utilizar verduras frescas que congeladas. El sabor siempre será diferente.

Cuando se terminen de cocer, es muy importante escurrir bien todos los ingredientes, ya que, por el contrario, el plato puede quedar aguado. De hecho, es recomendable cocer las zanahorias o las patatas con la piel para evitar que absorban mucha agua. El fuego, por otra parte, debe estar a nivel medio, no demasiado caliente.

Cuando se tenga la receta preparada, lo mejor es comerlo en el mismo día, ya que así se evitará que la mayonesa se estropee. Para ello, hay que dejar que todo el plato se enfríe correctamente en la nevera durante, al menos, una hora antes de servir en los platos. De todos modos, hay quien prefiere dejarla atemperar para que no esté muy fría y, así, saborear mejor la preparación. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento