Polémica con los esquiladores uruguayos: Aragón niega ahora que el brote extremeño afecte a su territorio

Imagen de archivo de esquiladores uruguayos en Badajoz.
Imagen de archivo de esquiladores uruguayos en Badajoz.
Diputación de Badajoz

Fuentes del Gobierno de Aragón han confirmado que, por el momento, no se ha detectado ningún caso de coronavirus entre los esquiladores uruaguayos llegados a la comunidad esta temporada.

"Se han seguido todos los protocolos y entre todas las personas que han venido de este colectivo, que llegan todos los años, no se ha localizado ningún contagio por COVID-19 hasta ahora", han insistido.

Esta aclaración responde al anuncio que hizo el pasado sábado, 17 de abril, el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, que ha apuntado que el brote de coronavirus en los esquiladores uruguayos llegados a su comunidad cuenta con ramificaciones en otras regiones como Aragón y Andalucía, así como en Portugal. A estas zonas se habrían desplazado las cuadrillas que compartieron viaje de entrada al país por el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

Vergeles, "satisfecho" con el protocolo

Vergeles se mostró "satisfecho" de que hubiera funcionado el protocolo aplicado en  Extremadura, que fue adoptado para abordar la prevención de los temporeros del campo llegados a la comunidad para las campañas agrícolas del verano pasado. En todo caso, señaló que este brote es ya una alerta nacional publicada por la Dirección General de Salud Pública.

No obstante, vaticinó que continuarán saliendo casos asociados a este brote, en tanto que el grupo de esquiladores ha tenido contacto con 34 explotaciones agrarias, si bien celebró que, mientras que la incidencia de la enfermedad continúa al alza en el conjunto del país, en Extremadura este viernes rompió la tendencia y experimentó un ligero descenso.

Detectado el 11 de abril

El grupo en el que se detectó el brote en Extremadura está compuesto por 30 esquiladores procedentes de Uruguay y han provocado un brote de coronavirus en la región con 23 casos positivos y 137 contactos estrechos, sospechosos de pertenecer a la variante brasileña de la COVID-19.

Este grupo de esquiladores llegó al Aeropuerto de Madrid-Barajas el pasado 1 de abril contratados por un empresario extremeño para trabajar, tras lo cual la mayor parte de ellos se desplazaron en autobús a una localidad de Extremadura, en la que fijaron su residencia, mientras que algunos de ellos se trasladaron a Portugal.

El primer caso positivo de coronavirus en este grupo de esquiladores se detectó el pasado 11 de abril, y el segundo caso se diagnosticó dos días después, en un contacto estrecho del primero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento