Barcelona diseña un plan para que suban la persiana 400 de los más de 5.300 locales comerciales vacíos de la ciudad

  • El Ayuntamiento prevé alcanzar este objetivo entre 2021 y 2023 e invertirá 17 millones de euros este año.
  • Creará una cartera de establecimientos de protección oficial.
  • También pondrá en marcha una bolsa de alquiler a precios inferiores a los del mercado.
  • Además, dará subvenciones para instalar negocios en planta baja.
El restaurante Agut de Barcelona ha bajado la persiana tras 97 años sirviendo cocina tradicional catalana.
Un local comercial cerrado en Barcelona.
MIQUEL TAVERNA

La crisis de la Covid-19 ha provocado que Barcelona esté más salpicada de locales comerciales sin actividad que antes de la pandemia, frente a lo que el Ayuntamiento ha presentado este lunes un plan para contribuir a revertir esta situación. A través de distintas estrategias, en las que este año se invertirán 17 millones de euros, prevé que levanten la persiana unos 400 establecimientos vacíos en planta baja entre 2021 y 2023. Son solo un 7,5% de los 5.323 que están cerrados, según un informe municipal realizado a partir del análisis de portales inmobiliarios. Sin embargo, Jordi Coronas, el portavoz de ERC, grupo que ha propuesto parte de las medidas, ha señalado que estas "no resolverán el problema pero ayudarán". El objetivo del Consistorio, además, es que "vengan para quedarse", más allá de 2023.

2.143 locales vacíos había en Barcelona en 2019, según el último censo municipal, realizado ese año

Entre las actuaciones previstas está la compra de locales para crear una cartera pública de bajos de protección oficial, la puesta en marcha de una bolsa de alquiler de locales en planta baja con precios inferiores a los del mercado y la concesión de subvenciones para instalar negocios en estos espacios. La idea, ha apuntado la concejala de Comercio y Hacienda, Montserrat Ballarín, no es solo mejorar la economía, sino también recuperar el "comercio de proximidad" que se ha perdido con la pandemia y aumentar la "percepción de seguridad" entre los ciudadanos, que según ha asegurado, baja cuando los locales están cerrados.

De los 17 millones de euros que se invertirán este año, 16 serán para crear una cartera de bajos de protección oficial y dar así cumplimiento al pacto del presupuesto 2021 entre el gobierno municipal y ERC. De estos, 10 millones se destinarán a la compra de espacios en Ciutat Vella -el distrito más castigado comercialmente por la pandemia- y seis, a la adquisición en el conjunto de la ciudad. El Ayuntamiento calcula que podrá comprar unos 60, a un precio medio de 250.000 euros cada uno.

Una mujer frente a un local vacío en Barcelona.
Una mujer frente a un local vacío en Barcelona.
MIQUEL TAVERNA

Para ello, convocará un concurso con el fin de que los propietarios ofrezcan sus locales. Una vez adquiridos y rehabilitados, los pondrá en alquiler a partir de 2022 como bajos de protección oficial. Los contratos podrán ser de entre cinco y siete años o de meses, para que los espacios se puedan usar como 'tiendas tester' y probar así "si actividades nuevas funcionan o no", ha apuntado Ballarín.

"Se trata de hacer una inmobiliaria pública", ha afirmado el concejal de Presidencia, Jordi Martí, que ha recordado que en el pasado el Consistorio ya compró algunos locales comerciales en el Raval.

El plan municipal también contempla poner en marcha en 2022 una bolsa de alquiler de locales en planta baja que se espera que sirva para que abran entre 100 y 200 ahora sin actividad hasta 2023. El primer año, los arrendatarios pagarán el 75% del precio del mercado y este porcentaje irá aumentando hasta llegar al 100% el quinto año. Con el objetivo de incentivar a los propietarios para que destinen sus locales a la bolsa, el Ayuntamiento contratará un seguro para hacer frente a un posible impago, que cubrirá los dos primeros años del contrato de alquiler.

Además, la estrategia para activar bajos vacíos prevé destinar 700.000 euros a subvenciones de hasta 50.000 euros y ayudas de entre 2.000 y 4.000 euros dirigidas a proyectos económicos que quieran instalarse en estos espacios. Empezarán a concederse este año y se calcula que servirán para que abran entre 170 y 200 establecimientos. 

Se creará, asimismo, un observatorio de locales en planta baja con el fin de ofrecer a la ciudadanía datos actualizados sobre los que están activos o inactivos y sobre el tipo de actividad que acogen. 

También se reforzarán los servicios municipales de asesoría orientados a prevenir el cierre de negocios a pie de calle.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento