Blasco, "extrañada" por la decisión del San Juan de Dios, defiende la calidad asistencial de los paliativos en Burgos

La portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco, ha mostrado este lunes su extrañeza ante la propuesta de la Gerencia Regional de Salud de rescindir el contrato con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, alegando un cumplimiento deficiente del mismo.

Un contrato, ha recordado, que no es exclusivo en la capital burgalesa, ya que la propia gerencia mantiene un concierto similar con la misma Orden Hospitalaria en el centro que ésta posee en León.

Blasco ha destacado la "excelente" calidad de los servicios prestados por la orden a lo largo de los 65 años en los que viene desarrollando su actividad en la ciudad, que corrobora el escaso número de reclamaciones presentadas a lo largo de estas décadas.

En este sentido, ha destacado la importancia de los cuidados paliativos que se prestan en el Hospital San Juan de Dios y ha exigido a la Gerencia Regional de Salud que mantenga la calidad que hasta ahora se recibe en esta modalidad de asistencia.

"El servicio es excelente en estos momentos en Burgos y el Partido Popular no está dispuesto a perder ni un punto en la calidad de los cuidados paliativos", ha aseverado Blasco.

Asimismo, ha mostrado su preocupación por el futuro de los 125 empleos directos y los de las diferentes contratas que prestan sus servicios en el Hospital San Juan de Dios y ha solicitado que se valore la posibilidad de que se pueda incluir la antigüedad de estos profesionales en las bolsas de empleo que dan acceso a la función pública.

En todo momento, el Partido Popular se ha mostrado firme defensor de la sanidad pública pero eso no quiere decir, ha explicado Blasco, que renuncie a la colaboración con la sanidad privada para complementar los ámbitos asistenciales más difíciles de cubrir por el sistema público, bajo los principios de calidad y transparencia asistencial.

Una cuestión que cobra especial relevancia en un contexto como el actual, donde los esfuerzos están centrados en combatir la pandemia de la COVID-19, que vislumbra un horizonte en el que habrá que atender a la mayor brevedad posible toda la patología al margen de la infección, que obligatoriamente se ha visto retrasada durante estos meses.

Carolina Blasco ha señalado, asimismo, que la sanidad privada arroja el 3 por ciento del PIB nacional y emplea en estos momentos a unas 400.000 personas.

Por todo ello, ha destacado que el Grupo Municipal Popular estará vigilante en la calidad asistencial de los cuidados paliativos que se presten en Burgos porque "no estamos dispuestos a dar un paso atrás" en los tratamientos y la atención que reciben los burgaleses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento