La madre de un bebé que nació sin piernas y sin brazo asegura que tenerlo ha sido la mejor decisión de su vida: "Es perfecto"

  • Durante el embarazo, la mujer recibió la dura noticia de que su hijo se había "enredado" en el útero.
  • La mujer quiere usar esta historia para demostrar a otros padres que no hay nada de malo en que tu hijo sea diferente.
Archivo - Bebé.
Archivo - Bebé.
NOELIA RUIZ - EUROPA PRESS - Archivo

Rosie Higgs, una madre londinense de 29 años cuyo hijo nació sin piernas y con un brazo, ha asegurado que, a pesar de que una radiografía reveló las malformaciones severas en el feto, nunca consideró interrumpir su embarazo. Un gesto que considera "la mejor decisión en su vida", puesto que para ella su bebé, Henry, es "absolutamente perfecto", informa el diario The Daily Mail.

Veinte semanas después de conocer su embarazo, la mujer recibió la dura noticia de que su hijo se había "enredado" en el útero, lo que le provocaría padecer el síndrome de la banda amniótica, una enfermedad que provoca que las extremidades del bebé no se desarrollen correctamente durante la gestación.

A pesar de la triste información, Higgs decidió seguir adelante con su embarazo. Una decisión, que tomó junto a su marido Peter, y de la que a día de hoy no se arrepiente, ya que está convencida de que su pequeño logrará tener una vida plena. "No tenía ninguna duda de que me quedaría con él, sin importar lo que me aconsejaran", afirma la madre.

Las malformaciones no impidieron que Henry naciese por cesárea y sin complicaciones, con un peso de tres kilos y setecientos gramos. 

"Sé que siempre será un poco diferente, pero lo tomamos día a día y sé que podrá hacer frente a cualquier desafío futuro", cuenta Rosie, quien, junto a Peter quiere usar esta historia para demostrar a otros padres que no hay nada de malo en que tu hijo sea diferente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento