Un estudio revela de dónde proviene el 60% de "todos los contagios a nivel mundial"

Viandantes caminan por el centro de Madrid, el pasado 13 de abril.
Viandantes caminan por el centro de Madrid, el pasado 13 de abril.
Jorge Paris

A medida que avanza la pandemia y, con ella, las investigaciones sobre la propagación del coronavirus, la hipótesis del contagio por aerosoles ha ganado cada vez más peso entre la comunidad científica, en contra de la opinión que sostiene la OMS de que el virus se transmite por gotas respiratorias grandes que caen rápidamente al suelo o por superficies. 

En este sentido, un artículo publicado en The Lancet y firmado por seis prestigiosos expertos ha expuesto diez razones basadas en la evidencia científica que apoyan la hipótesis de que el coronavirus se transmite fundamentalmente por el aire. El artículo resalta además un dato: cerca del 60% de los contagios que se producen en todo el mundo tienen un denominador común, los asintomáticos.

El científico español José Luis Jiménez, uno de los mayores expertos del mundo de la transmisión por aerosoles y profesor de Química en la Universidad de Colorado (EE UU), uno de los firmantes de este artículo, ha desgranado en un hilo en Twitter las diez conclusiones, basadas en la evidencia científica, a la que han llegado los investigadores.

En primer lugar, los investigadores que firman el artículo en The Lancet señalan los eventos de superpropagación como "la transmisión sustancial del SARS-CoV-2" e incluso indican que "tales eventos pueden ser los principales impulsores de la pandemia". Conciertos de coros, cruceros, mataderos, residencias de ancianos e instalaciones penitenciarias son algunos de los entornos estudiados en los que se ha analizado la propagación aérea del SARS-CoV-2 y que no puede explicarse adecuadamente mediante gotitas.

Asimismo, los científicos ven "probable" que la transmisión de personas asintomáticas o presintomáticas que no tosen ni estornudan "represente al menos un tercio, y quizás hasta el 59%, de toda la transmisión a nivel mundial y es una forma clave del SARS-CoV-2 se ha extendido por todo el mundo", señalan. 

En este punto, Jiménez destaca que estas personas que no presentan síntomas "no tosen ni estornudan, y generan muy pocas gotas grandes. Pero siguen produciendo aerosoles infecciosos".

En otros apartados, los expertos advierten de que la transmisión del SARS-CoV-2 "es mayor en interiores que en exteriores y se reduce sustancialmente con la ventilación interior". Sin embargo, según los últimos experimentos de laboratorio, el virus es capaz de permanecer en el aire hasta 3 horas.

Los investigadores concluyen que "existe evidencia sólida y consistente de que el SARS-CoV-2 se propaga por transmisión aérea". Aunque existen otras formas de contagio que también "pueden contribuir", matizan, los expertos creen que "es probable que la ruta aérea sea la dominante", de ahí que pidan que "la comunidad de salud pública debe actuar en consecuencia y sin más demora".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento