Lorenzo Sanz
Lorenzo Sanz, en una foto de archivo. Korpa

Han sido meses agitados para Lorenzo Sanz. En septiembre, el ex presidente del Real Madrid era detenido en Córdoba por un presunto delito de estafa. Poco después, un magistrado le imputaba, además, un cargo por falsificación de documentos.

Todo pareció volver a la calma en 2009: la querella que se había interpuesta contra él y que le había llevado frente al juez, había sido retirada.

El empresario dejó sin pagar una deuda de 3,5 millones de euros que había adquirido

Sin embargo, ese aparente periodo de tranquilidad no ha durado mucho: según indica el diario El País, Sanz ha tenido que entregar su casa, valorada en cuatro millones de euros, a la empresa Monparnas 48 SL, por el impago de un préstamo.

Al parecer, el empresario había aportada dicha vivienda, que consta de piscina y jardín, como aval de un préstamo de 3,5 millones que no había abonado.

El pasado martes se hizo efectiva la transmisión de la propiedad y la entrega de llaves, asegura el rotativo, que indica que los nuevos dueños se encontraron en su interior "varias copas deportivas y otros efectos personales" ya que la familia de Sanz había pasado allí la Semana Santa.