La línea de alta tensión de los chalés de Aravaca será desconectada en mayo

La línea de alta tensión Otero-Ventas, con la que conviven desde hace más de 20 años una treintena de familias del distrito de Moncloa-Aravaca, será desconectada de la red en mayo y desmantelada más adelante, según anunció este miércoles la delegada de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez, durante el pleno municipal.

La pelea de los vecinos por lograr que se elimine este foco presuntamente nocivo para la salud viene de lejos, tal y como publicó 20 minutos el lunes.

En 1998 lograron, incluso, que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid les diera la razón y una fecha tope para el soterramiento (2006), pero la sentencia no fructificó.

A día de hoy, al menos 33 familias conviven con las torres en las inmediaciones de sus viviendas o en los jardines de las mismas. Y los cables afectan a toda la urbanización.

Según aclaró la delegada en respuesta a una pregunta de IU, el mes pasado se remitió al Gobierno regional el convenio para su firma definitiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento