Consultorio de Sexo: "Tras 4 años he vuelto a salir con una chica pero estoy inquieto, he perdido interés por la cama"

Un joven en actitud pensativa.
Un joven en actitud pensativa.
CANVA

Ya tienes aquí una nueva entrega del consultorio de sexo que cada semana te trae 20minutos. Para plantear tu pregunta escribe a consultoriosexo@20minutos.es.

Estas son las respuestas de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago. 

Pérdida de peso y de ganas

PREGUNTA Soy una mujer de 31 años. Hace 3 años, por problemas de estrés, laborales, familiares... tuve una gran pérdida de peso; llegué a perder también durante un año la regla. Desde que perdí peso no tenía ganas de sexo con mi chico.

Hace un año y medio aproximadamente me empecé a recuperar pero el deseo no lo recupero. Además cuando lo hacemos me duele bastante, es una sensación bastante rara, como si mi parte fuese más pequeña, no entra bien y me duele. ¿Puede ser que tenga algo que ver con lo del peso y la falta del periodo? ¿Alguna recomendación para el dolor? ¿Algún consejo para que me apetezca más?

RESPUESTA DEL EXPERTO Es difícil dar una respuesta sencilla a tu pregunta sin conocer datos de tu persona relativos a: estado integral de salud, toma o no de fármacos, estilo de vida, idea de amor y dinámica de relación.

Si descartamos que tu deseo esté afectado por algún disturbio hormonal o por el efecto secundario de algún fármaco, convendría evaluar, y en su caso evitar, el denominado “juego de las hipotecas”.

Este juego básicamente consiste en la expectativa, en tu caso entendible, de esperar que el deseo perdido vuelva a resurgir, una vez restablecida de tus problemas laborales y familiares. Es decir, se ponen en marcha una serie de hipotecas que anulan la posibilidad de que el deseo se manifieste. Te enumero algunas:

1.“Deseas y esperas tener deseo”. Y claro, el deseo y la obligación son incompatibles. No se puede querer tener deseo.

2.La presión social que obliga a las personas de tu edad a “tener que tener deseo”, especialmente cuando tienes pareja y una salud ya restablecida.

3. Unos reencuentros eróticos marcados por las molestias vaginales y/o vulvares que anticipan nuevas molestias e hipotecan tu deseo.

Y respecto a tu disconfort vaginal te comento: puede deberse a los disturbios hormonales derivados de tu pérdida de peso, aunque convendría descartar otras posibles etiologías: infecciones, neuralgias, inmunológicas o medioambientales.

Te sugiero acudas a un profesional de la Ginecología para definir la causa de tu dispareunia y realizar el tratamiento específico.

Si resuelta esta dificultad, tu deseo sigue sin recuperarse, podéis acudir a un profesional de la Sexología para que os diseñe una estrategia terapéutica personalizada.

Bien en el estreno, mal la segunda vez

PREGUNTA Acabo de perder la virginidad hace una semana, ha sido mi primera relación sexual completa con mi novio. Vivimos separados 100 kilómetros y lo preparamos todo para que saliera bien; y salió bien.

Pero a los dos días lo intentamos de nuevo pero me he bloqueado, no he lubricado y es como si mi vagina rechazara su pene. Lo he pasado fatal, ¿por qué me pasa esto si el primer coito fue sin problemas? Estoy muy nerviosa, porque si se enquista esto tendremos un problema serio. Por favor, necesito su ayuda, muchas gracias.

RESPUESTA DEL EXPERTO Al hablar de modo genérico de “perder la virginidad”, interpreto lo que a nivel social se considera, es decir, realizar el primer coito vaginal.

Cuando una pareja se plantea realizar por 1ª vez la penetración vaginal, surgen ciertos miedos e incertidumbres derivados de experiencias vividas por otras personas, siendo el interrogante más habitual: ¿La 1ª vez duele?

Cuando afloran los nervios o el miedo, el deseo no puede expresarse; es decir, lo que una cree es deseo, en realidad es ilusión.

Si el deseo supera al miedo el sistema de lubricación vaginal funciona perfectamente y la vagina acoge al pene sin problemas.

En tu caso, se da la circunstancia poco habitual, que tu primera experiencia coital fue satisfactoria, si bien apuntas de que lo preparasteis todo con máximo mimo. Es posible que en ese segundo encuentro erótico la ambientación fuese diferente o el deseo no fuese tan elevado, ello pudo provocar esa falta de lubricación vaginal que indicas.

Os indico unas sencillas sugerencias para los próximos encuentros eróticos:

1.Habla con la pareja de los miedos e incertidumbres en relación a estas nuevas experiencias eróticas.

2.Si piensas en que puede dolerte, significa que todavía el miedo está ganando al deseo, en este caso lo mejor es prescindir un tiempo del coito vaginal y exploréis otros juegos eróticos.

3.Sería interesante que fueses tú la que marcara el tiempo y momento de intentar el coito vaginal; es decir, en lugar de ser él quien realiza la penetración, has de ser tú quien “envuelva” su pene con tu vagina. Es decir, sustituid el verbo “penetrar” por el de “envolver”.

Activo con problemas de erección

PREGUNTA Soy un varón homosexual de 20 años. He ido a hacer de activo con mi pareja (yo ya he sido activo antes pero no con mi actual novio) y tuve una una erección firme en preliminares y cuando la inserté también. Pero mi novio empezó a gemir un poco y por temor a que nos oyesen en casa la saqué y perdí la erección.

Lo intentamos en otras posturas y no se me ponía del todo dura. Así que no conseguí meterla. Luego me acosté y nos masturbamos y después de un rato le penetré en misionero y me corrí. Pero el hecho de que se me bajase me ha producido un terrible bloqueo mental.

No hago nada más que pensar “no se me pone dura” y no se me pone dura al final y es un círculo vicioso que lo perpetúa. No sé cómo deshacerme del trauma y poder volver a tener erecciones firmes.

Ahora cuando me masturbo presto atención y no está siempre (a veces sí) al 100% dura como antes, sino 80-90%, y si la dejo sin tocar puede que se me baje más rápido de lo que tardo en ponerse dura.

No usamos preservativo porque somos pareja estable y exclusiva, así que descarto que fuese el preservativo el motivo. Quisiera consejos para solucionar la ansiedad sexual cuanto antes y no quiero que se convierta en disfunción eréctil psicológica porque solo tengo veinte años.

RESPUESTA DEL EXPERTO Es razonable que un contexto no privado y con la sensación de que “nos pueden ver u oír” pueda provocar una falta de concentración y pérdida consecuente de sensaciones eróticas.

El tener alguna dificultad en la erección en algún momento de nuestra vida es razonable y puede obedecer a múltiples causas; es nuestra manera de interiorizar esta situación lo que puede cronificar el problema.

La disfunción eréctil es el primer motivo de consulta sexológica entre varones de 18 a 28 años y la causa es fundamentalmente psicosexual.

Se instala una “lógica vascular”: tras una experiencia erótica anterior, marcada por la decepción, surge el miedo que se enfrenta al deseo, el resultado de este enfrentamiento es la ansiedad. El resultado de esta tríada es una respuesta fisiológica de vaciado vascular con el resultado de disfunción eréctil.

Esta lógica decepción lleva a un intento de “probarse” consigo mismo, y acaba certificando que tampoco mi respuesta sexual ante el erotismo individual es la que debería ser. Y es que una cosa es dedicarse a disfrutar y otra muy distinta dedicarse a probar; de la misma manera que no es lo mismo sentir que pensar.

Mi sugerencia es que hables con tu pareja de tu preocupación y durante un tiempo tengáis encuentros eróticos sin penetración para recuperar el sentido del juego y puedas observar que en contextos de no obligatoriedad de erección tienes una buena respuesta eréctil.

Sin interés

PREGUNTA Después de cuatro años he vuelto a salir con una chica (llevamos muy pocos días). Yo tengo 32 y ella 28. El caso es que, lógicamente, el sexo tendrá que llegar, pero estoy preocupado porque yo en estos cuatro años de inactividad he perdido interés en el sexo (no he sido de enrollarme nunca).

El asunto es que siento que no me apetece y no sé cómo me puede afectar a mí y a la relación. Espero su respuesta, un saludo.

RESPUESTA DEL EXPERTO El erotismo en pareja siempre es un elemento importante en la relación y lo que diferencia a una pareja de amigos de una pareja de amantes es el deseo.

Comentas que has vuelto a salir con una chica aunque no especificas qué te ha movido a salir con ella; lo importante en el marco relacional es saber a qué se juega y con qué reglas, porque no es lo mismo buscar una amistad que moverse por la atracción que me suscita la otra persona. La amistad es una cosa y el amor, otra muy diferente.

La atracción puede llevar a la emoción del enamoramiento y éste puede llevar al amor. El amor es un cóctel de diversos ingredientes que se combinan al ritmo de la evolución de la pareja y que se compone de: pasión, chispa, respeto, lealtad, deseo, sinceridad, complicidad, juego erótico, deseo, comunicación, confianza, intimidad…..

Si careces de estos ingredientes probablemente estés en una época de tu vida en la cual la idea de pareja y compromiso está alejada de tus intereses y por ello conviene lo hables con tu pareja.

Y si finalmente coincidís en los mismos intereses y objetivos, disfrutad de la amistad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento