El 'pasaporte de inmunidad' entrará en vigor en junio, con casi el 70% de españoles aún sin vacunar

  • El Gobierno se abre a permitir la llegada de personas con vacunas no autorizadas por la UE, como la rusa Sputnik V.
  • ​Sanidad y comunidades prevén prohibir la semana que viene fumar en terrazas, incluso si hay distancia de seguridad.
Una joven muestra el resultado de su PCR a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas en Madrid, este lunes, donde comienza la exigencia de pruebas PCR para pasajeros de vuelos procedentes de países de riesgo.
Una joven muestra el resultado de su PCR a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas en Madrid.
EFE/ Fernando Villar
El secretario general de Salud Digital, Alfredo González, ha hablado esta tarde en conferencia de prensa desde el Ministerio de Sanidad sobre el pasaporte de vacunación de la UE que estará vigente a principios de junio. "Los 27 Estados Miembros han desarrollado el proyecto del certificado verde digital que va a facilitar la movilidad en el ámbito de la Unión Europea y proteger la salud pública", ha anunciado. Alfredo González ha querido dejar claro además que este certificado verde digital "no es discriminatorio". "Una de las prioridades es establecer varias posibilidades y no solo asociarlo a la vacunación si no a otras maneras de acreditar que no se tiene la enfermedad, como certificar una prueba negativa o que se ha superado la afección. Además, las agencias europeas de protección de datos han tenido la oportunidad de alinearse para que el certificado cumpla con las máximas garantías", ha precisado.

El próximo mes de junio entrará en vigor el certificado verde, el denominado 'pasaporte de inmunidad', que permitirá movimientos entre los países de la UE y que tendrá fines sanitarios, pero también claras consecuencias económicas sobre actividades como el turismo. Sin embargo, llegada esa fecha, en España no habrá más de 15 millones de vacunados, de acuerdo al objetivo fijado por el propio Gobierno para esa fecha. Esto significa que casi el 70% de la población no tendrá la vacuna puesta para ser admitido en otros países y, en su lugar, tendrá que acreditar anticuerpos por haber pasado la Covid o, como ahora, una PCR negativa. A la inversa, una amplia proporción de la población estará todavía desprotegida frente a la esperada llegada de miles de turistas, eso sí, "seguros", destaca el Gobierno, porque también ellos tendrán que acreditar que no están contagiados.

El secretario general de Salud Digital, Alfredo González, ha ofrecido este jueves algunos detalles del reglamento sobre el certificado verde sobre el que avanzaron esta semana los países de la UE, con un acuerdo que ya solo tiene que pasar por el trámite del Parlamento Europeo para ser aprobado y entrar en vigor en junio. Permitirá, por ejemplo, que una persona pueda recibir la segunda dosis de la vacuna en un país distinto a aquel donde recibió la primera, y también algo que interesa especialmente a países receptores de turismo, como España: la entrada de forma "rápida" y "segura" de personas desde otros países.

El certificado verde estará implantado en junio y estará plenamente operativo hacia finales de ese mes. Según los objetivos marcados por el presidente, Pedro Sánchez, España deberá tener vacunadas a 10 millones de personas, lo que representa al 21,1% de la población española, en la semana del 31 de mayo al 5 de junio. Y en la meta marcada para la semana del 14 al 20 de junio, se calcula que habrá 15 millones de personas vacunadas, con lo que el porcentaje de personas inmunizadas sería del 31%, todavía una minoría.

De acuerdo a los usos y efectos que tendrá este 'pasaporte', una baja tasa de vacunación puede hacer que la población española esté mayoritariamente desprotegida ante la llegada de turistas, pese a que los controles en España mediante este certificado verde deban acreditar que vienen sin infección, ya sea porque en su certificado queda constancia de que están vacunados o por las otras dos 'pruebas' que podrán exigirse: un certificado de que se ha pasado la enfermedad o, si tampoco es el caso, una PCR negativa.

Uno de estos tres documentos -certificado de vacunación, anticuerpos por haber pasado la enfermedad o la prueba diagnóstica negativa- son los que se incluirán en el certificado, que tendrá versión digital mediante un código QR y en papel para no ser "discriminatorio" y que será "gratuito y universal" como los son también las vacunas, ha destacado González. Se presentará a la llegada y evitará tener que cumplir las cuarentenas que los países puedan decretar para quienes no lo presenten, así como otras medidas restrictivas para el control de la pandemia.

Las comunidades serán las encargadas de emitir, sellar y entregar los certificados en formato electrónico (QR Wallet, PDF con QR) o en papel, mientras el Ministerio de Sanidad solo los emitirá "en casos tasados".

"Cuando llegue, enseñará su certificado, se validará y el Estado receptor -en este caso, España- confirmará que ha sido emitido por una autoridad sanitaria de otro Estado miembro", ha apuntado González sobre el sistema que se está ultimando.

"Se va a facilitar la comprobación en frontera, en puertos y aeropuertos, y el tránsito va a ser mas ágil para el viajero, manteniendo siempre la máxima seguridad sanitaria", ha sostenido. "Nos va a permitir aumentar la movilidad internacional de manera más segura, y España va a poder recibir a más gente con más seguridad, retomando la actividad económica, a la vez que protege la seguridad sanitaria de la población", ha añadido.

Sputnik bien recibida

De cara al exterior, que una parte minoritaria de la población española esté vacunada cuando entre en vigor el certificado verde en junio significará que las dos 'pruebas' que mayoritariamente tendrán que presentar para viajar por la UE serán para demostrar que se tienen defensas por haber pasado la Covid o, como ahora, una PCR negativa.

Por otra parte, y a pesar de su oposición a explorar la compra de vacunas no autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), el Gobierno sí está abierto a permitir la llegada a España de personas que vengan vacunadas con sueros como el ruso Sputnik V, que se inocula ya en Hungría dentro de la UE.

Según ha explicado el secretario general, el acuerdo recoge esta posibilidad, aunque quedará en manos de cada Estado miembro dar luz verde a la entrada de personas con vacunas no autorizadas. "España, en caso de que esta sea la reacción que conste en el reglamento, valorará esa posibilidad", ha dicho.

Prohibir fumar en las terrazas

Por otra parte, se espera que la semana que viene Gobierno y comunidades lleguen a un acuerdo para prohibir fumar en las terrazas de hostelería aun cuando se guarde la distancia de seguridad de entre 1,5 y 2 metros de distancia.

Esta es la propuesta que ha trasladado el Ministerio de Sanidad a las autonomías, en respuesta a las quejas de los no fumadores y a la evidencia que indica que la exhalación de humo puede ser un factor de contagio de la Covid.

De momento, el Gobierno está todavía pidiendo informes sobre esta cuestión, para aprobar algo que ya es una realidad en algunas comunidades, como Canarias, Comunidad Valenciana o Aragón.

La decisión se tomará en una reunión posterior de la Comisión de Salud Pública que este miércoles tampoco ha cerrado un acuerdo sobre otro aspecto relativo con la distancia de seguridad, aunque casi en sentido inverso al anterior, y es que sobre la mesa también está la decisión de si en los "grandes eventos" debe establecerse alguna excepción a la obligación de mantener la distancia de seguridad, porque esto en ocasiones hace que se limite aún más el aforo permitido.

Aunque no es el único caso, el origen de esta cuestión está de la negativa del empresario que gestiona la plaza de La Maestranza de Sevilla a lanzar la temporada taurina de 2021 si no le permiten un aforo superior al 50%, porque de otra manera, dice, no le salen las cuentas. Su propuesta es ampliar el aforo, lo que supondría no cumplir con la distancia obligada de 1,5 metros entre unos espectadores y otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento