Calvo admite que el toque de queda acaba el 9 de mayo porque el Gobierno no renovará el estado de alarma

  • La vicepresidenta del Gobierno sugiere que el PP hace "menos" para proteger la salud
  • ​Sostiene que los tribunales han respaldado el "99%" de las decisiones políticas adoptadas durante la pandemia
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo
Marta Fernández Jara - Europa Press
Declaraciones de Carmen Calvo ante la no renovación del estado de alarma.
EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, admitió este jueves que el toque de queda no podrá mantenerse más allá del 9 de mayo, ya que el Ejecutivo central no tiene intención de prorrogar el estado de alarma.

Sin ese paraguas jurídico, reconoció Calvo en Valladolid, a preguntas de los periodistas, no será posible adoptar ninguna medida que implique el "confinamiento" en el domicilio particular.

Calvo subrayó que sin estado de alarma no podrá decretarse el "confinamiento en nuestras casas", porque "afecta a derechos fundamentales", y a renglón seguido reconoció que "el toque de queda es que no puedes salir de tu casa".

Por tanto, el Gobierno reconoce ya abiertamente que su decisión no prorrogar el estado de alarma implicará que decaiga esta medida, como ya había advertido la mayoría de juristas.

La oposición y varios de los socios habituales del Ejecutivo –como el PNV o Más País– han censurado la decisión del presidente Sánchez de no prolongar la vigencia del decreto de alarma.

También varias autonomías, que temen que los tribunales superiores de justicia reviertan las decisiones que adopten a partir del 9 de mayo, en ausencia del decreto de alarma.

Durante la pandemia, hubo importantes discrepancias en las resoluciones adoptadas por los jueces: en Madrid, por ejemplo, revirtieron el cierre perimetral, mientras que en Navarra lo avalaron.

Pero Calvo replicó este jueves que los tribunales han respaldado "el 99% de las decisiones" adoptadas, "salvo algún asunto puntual", y sostuvo que los acuerdos del Consejo Interterritorial de Sanidad bastan para contener el virus.

La vicepresidenta insistió en que son "los tribunales los que quienes tienen la llave de cierre de garantías de nuestros derechos". El presidente Sánchez dijo ya el martes que corresponderá a los jueces el "filtro" y el "control" de las medidas.

Sobre el papel del consejo, sostuvo que podrá obligar a las comunidades autónomas a restringir la movilidad si "hay una situación particular de incidencia", porque los acuerdos del órgano son de obligado cumplimiento.

"Este es un instrumento muy interesante, obligatorio, contundente y, al mismo tiempo flexible, para ir viendo a cada día, cada semana, cómo vamos evolucionando", ha manifestado la vicepresidenta.

Calvo, sin embargo, no aclaró si podrían decretarse cierres perimetrales de toda una comunidad autónoma –incluso si ese gobierno regional no está de acuerdo– o si el ámbito tendrá que ser inferior y pidió no "adelantar debates".

La vicepresidenta también reclamó "unidad" a todos los partidos para afrontar esta fase y sugirió que quienes ahora critica el decaimiento del estado de alarma sean "quienes menos medidas toman" para proteger la salud, en referencia al PP.

Por eso, prosiguió, sólo se entiende esa posición por una intención "más política que verdadera". En ese sentido, la vicepresidenta exigió "lealtad" al resto de fuerzas políticas.

Ya a primera hora del jueves, en una entrevista en Canal Sur, Calvo acusó a la oposición de estar "jugando con el estado de alarma" y afirmó que el líder de la oposición, Pablo Casado (PP), "no está a la altura".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento