Jordi Sánchez, actor: "Tras pasar la Covid, me centro en comprar tiempo"

El popular actor y dramaturgo Jordi Sánchez publica su último libre, 'Nada es normal'.
El popular actor y dramaturgo Jordi Sánchez publica su último libro, 'Nada es normal'.
PLANETA

El actor y dramaturgo catalán Jordi Sánchez (Barcelona, 1964) recopila más de 40 relatos en el libro Nadie es normal (Planeta), un compendio de historias de ficción cargadas de humor y con  mensaje, que en ocasiones se nutren de episodios surrealistas surgidos directamente de las anécdotas de profesión del intérprete, un habitual de la pequeña pantalla con su papel de Antonio Recio en La Que se Avecina (LQSA). 

A pesar de que la comunidad de Mirador de Montepinar ha quedado destruida (el decorado se desmontó en 2020, al no renovarse el contrato con los estudios en los que se grababa la serie), ya hay confirmada una decimotercera temporada de la exitosa comedia. El actor es coautor junto a Pep Antón Gómez de la obra teatral Asesinos Todos, que protagonizan Carlos Sobera y Neus Asensi en el Teatro Reina Victoria de Madrid.

Acaba de superar el coronavirus, que le ha tenido hospitalizado un mes ¿Cómo se encuentra actualmente? 

Estuve 24 días dormido en la UCI (con coma inducido en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid) y tuve secuelas, pero ahora me encuentro muy bien. Estoy disfrutando de caminar por la montaña y de comer bien. Me estoy centrando en los placeres de la vida y en vivir unas vacaciones en abril. 

Ha perdido bastante peso

Unos 8 o 9 kilos, aunque ya había adelgazado antes del ingreso. Estaba siguiendo una dieta para el personaje que interpreto en la serie Señor dame paciencia (Atresmedia). Me tenía que quedar bien el traje para interpretar a Gregorio (un padre de familia ultra conservador y reaccionario). Mientras la grababa me contagié, pero se pudo acabar el rodaje con lo que ya estaba hecho.

¿Mira a la vida de otra manera desde que ha pasado por este trance? 

Me centro en comprar tiempo, algo que ya hacía siempre cuando firmaba un contrato porque vivo en Barcelona y trabajo en Madrid y me paso el día en el AVE. Yo ya soy inquieto y una persona de ir y venir, pero ahora me reservo más tiempo. 

"Durante esta crisis sanitaria algunas personas de mi entorno me decían que por qué no volvía a ejercer de enfermero para ayudar. Pero me parecía una falta de respeto, es algo serio y complicado"

Usted estudió enfermería e incluso ejerció. 

Ahora se ha evidenciado que son muy necesarios y héroes a su pesar. Pero es que yo no lo he dudado nunca. La mayoría pasaron el coronavirus al principio de la pandemia, sin saberlo ni saber muy bien qué hacer. Eso me explican los que trato en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, donde estoy haciendo el seguimiento. Y me cuentan que la enfermedad la han pasado personas de todas las edades. 

Durante esta crisis sanitaria algunas personas de mi entorno me han dicho que por qué no volvía a ejercer de enfermero para ayudar. Pero me parecía una falta de respeto, es algo serio y complicado. 

Con 24 años se apuntó al Institut del Teatre un poco en contra de sus padres.

Bueno, ellos vieron que yo ya tenía un trabajo serio y estable con 24 años y que, de pronto, lo dejaba para apuntarme al Institut del Teatre de Barcelona. Ellos lo que tenían era un miedo razonable a que me muriese de hambre como actor. 

Pero salió bien ¿A usted no le pasará con sus hijos?

No hará falta porque a ellos (Arnau, de 22 años, y Violeta de 19 años) no les interesa en absoluto la actuación como profesión. Pero como padre es normal que sufras por si salen adelante en sus trabajos. Yo entiendo a los míos totalmente.

"Me inspira la gente de la calle. Me
he criado en el barrio de Montbau de Barcelona, donde jugábamos en la calle. Yo era de los niños a los que siempre le gustaba cotillear"

Hablemos de su libro, Nadie es normal

El título alude a la obsesión que tenemos las personas por buscar la aceptación, lo que nos lleva a la inmovilidad. En cambio, creo que el mundo ha de tener diversidad de todo tipo, sexual, laboral y personal, y que cada cual ha de vivir a su manera. 

No acostumbro a hablar de temas que no conozco. No hablo de polis, presos o guerras porque me tendría que documentar. Me decanto por la dramedia, explicar cosas que me tocan y que me interesan a través de la comedia.

Me inspira la gente de la calle. Me he criado en el barrio de Montbau de Barcelona, donde todos los niños de las parejas que iban a vivir allí en los años sesenta jugábamos en la calle. El barrio era como un gran chiquipark. Nos íbamos juntos hasta de vacaciones y yo era de los niños a los que siempre le gustaba cotillear.

¿Su gusto por la escritura viene de esa curiosidad infantil? Con la obra teatral Krámpack ganó un Premio Max de Artes Escénicas como Mejor Autor en 2003 y el Premio de la Crítica de Barcelona.

Sí, y de la necesidad de expresar. Para mí escribir es algo liberador. Yo les suelo decir a mis amigos que si tienen un problema lo escriban, que la mitad se quedará en el papel. Escribo solo y también lo he hecho con Joel Joan y actualmente con Pep Antón Gómez (ambos actores).

"En 'La Que Se Avecina' aprovechamos las juntas de vecinos para encontrarnos todos los actores y ponernos al día de nuestras vidas"

¿Cómo actor también busca la indagación en sus personajes?

Por ejemplo, Antonio Recio (LQSA) es una tara detrás de la otra. Tiene muchos defectos y pecados capitales y es muy divertido interpretarlo. Es completamente lo opuesto a mí. Es que interpretar a personas que se parecen a uno mismo no tiene demasiado interés para mí. Me ofrecen hacer comedias muchas veces, pero también me gusta el drama. 

Prefiero compaginar papeles aunque con Recio no lo parezca. A pesar de que únicamente grabamos de 8 a 10 episodios por año de LQSA los repiten 5.000 veces en bucle. En 14 años hemos hecho unos 200.

¿Son como una gran familia? 

Hace 14 años que nos conocemos. Pero yo me veo habitualmente en las grabaciones con los actores con los que comparto escenas. Entonces aprovechamos los rodajes de las juntas de vecinos para encontrarnos todos y ponernos al día de nuestras vidas. Somos amigos, no de irnos de cena juntos pero sí amigos. 

¿Qué le parecen las plataformas en streaming como un nuevo soporte para emitir series y películas? 

Muy bien. Soy de los actores a los que les gusta ver su trabajo para ver cómo ha quedado, pero no suelo volver a verlos. Las plataformas generan más trabajo para los actores y autores y esto abre otra puerta en un oficio con mucho paro.

Tengo muchos amigos en la profesión que están presentando sus proyectos a estas plataformas y yo mismo también lo hago. Tengo una película pendiente de rodaje, Alimañas, una comedia negra junto a Pep Antón Gómez, que dirigiremos juntos y en la que yo tendré un personaje y estamos en conversaciones para poder rodar pronto (será su debut como guionista y director en un largometraje).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento