El colegio Juan XXIII acoge un proyecto de escuelas digitales resilientes

El Colegio de Educación Infantil y Primaria Juan XXIII de Zaragoza es uno de los dos centros de Aragón que forman parte de un proyecto de transformación digital. El otro es el José Antonio Labordeta, también en la capital aragonesa.
El colegio Juan XXIII de Zaragoza acoge un proyecto de escuelas digitales resilientes.
El colegio Juan XXIII de Zaragoza acoge un proyecto de escuelas digitales resilientes.
GOBIERNO DE ARAGÓN

Bajo la denominación 'Proyecto de Escuelas Digitales Resilientes', este proyecto está impulsado por la organización Ayuda en Acción, en colaboración con el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, según ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa. En total, se desarrollada en 13 centros educativos de España y beneficia a 800 escolares.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte de Aragón, Felipe Faci, ha visitado este miércoles el CEIP Juan XXIII para conocer este proyecto, que no solo proporciona formación a los docentes, sino que trata de dar a conocer las oportunidades que ofrecen las nuevas plataformas digitales para aplicarlas a la educación.

Además, apoya a los equipos directivos y al profesorado en el desarrollo de conocimientos y competencias digitales, y realizará un acompañamiento y proporcionará formación a los responsables TIC de los centros.

El proyecto, del que se benefician 195 estudiantes aragoneses, permitirá diseñar un plan de digitalización en cada uno de los centros. A partir de esta experiencia, la ONG pretende crear un modelo que pueda ser replicado en centros educativos de otros territorios.

PROGRESIVA DIGITALIZACIÓN

El consejero Faci ha recordado el esfuerzo del Departamento que dirige "para que la progresiva digitalización de la educación no suponga un elemento discriminatorio entre el alumnado", especialmente desde el curso pasado a causa de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

A su entender, ésta ha de contribuir a disminuir las barreras que puedan existir en el aprendizaje "y formar personas que en el futuro desarrollen unas sólidas competencias profesionales, indudablemente reforzadas por sus destrezas digitales".

Por su parte, el director general adjunto de Ayuda en Acción, Jorge Cattaneo, ha destacado que la "democratización" de las nuevas tecnologías, combinada con una educación inclusiva y de calidad, es una de las "palancas" que impulsan la inclusión social y la generación de oportunidades para la infancia y adolescencia.

Por ello, ha continuado, su labor en España "es más necesaria que nunca". En el caso de Aragón, ha precisado que trabajan desde 2013, "utilizando la educación como eje estratégico para romper el círculo de la pobreza" y "lo hacemos gracias al apoyo de aliados fundamentales como el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón".

El proyecto de Escuelas Digitales Resilientes está destinado al alumnado de quinto y sexto de Primaria y pretende reforzar la educación digital desde la infancia a través de la formación en programación para el desarrollo de las competencias digitales.

El objetivo es fomentar una mayor igualdad de oportunidades en el aprovechamiento del entorno digital y reducir las barreras socioeconómicas y de género. Es un programa que busca la educación en valores y la construcción de una escuela inclusiva a través de una serie de actividades.

Esta iniciativa se enmarca en la línea de trabajo que el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón está desarrollando para impulsar la digitalización de los centros no solo a través de la distribución de dispositivos sino también a través de la puesta en marcha de la plataforma Aeducar y la formación del profesorado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento