Cómo puede ayudarnos la decoración minimalista a aprovechar el espacio y mejorar nuestro estado de ánimo

  • Dar prioridad a los espacios despejados y diáfanos y optar solo por muebles imprescindibles y funcionales.
  • Reducir la paleta cromática de paredes, muebles y objetos a su mínimo exponente para conseguir serenidad y equilibrio.
Un comedor de estilo minimalista.
Un comedor de estilo minimalista.
PINTEREST HOME DESIGNING

Leonardo da Vinci dijo hace tiempo que 'la simplicidad es la máxima de la sofisticación'. Y esta es, sin duda, una de las reglas de oro de la decoración minimalista, a la que se suman además el sentido del orden, la calma y la serenidad.

El minimalismo es, por tanto, un estilo decorativo que prima la sencillez y la funcionalidad pero también un estilo de vida que puede mejorar nuestra salud mental y nuestro estado de ánimo. De hecho, estudios recientes han demostrado que vivir en un ambiente donde prima el desorden aumenta los niveles de cortisol (la hormona del estrés), por lo que optar por una decoración sencilla, que se centra en lo esencial y rechaza la superfluo puede ser una vía idónea para conseguir la tan ansiada calma en nuestro día a día.

¿Qué se necesita para abrazar esta tendencia y trasladar a la decoración a nuestra vivienda esa serenidad? Estos son algunos de los principios que los decoradores de interiores recomiendan tener en cuenta como punto de partida:

Menos es más

Obviamente, conseguir transformar cualquier hogar en una versión simplificada de si mismo pasa por la ardua tarea de poner orden y tratar de quedarse con lo imprescindible tanto en el interior de los armarios y las estanterías como en lo que se refiere a muebles, objetos decorativos y cuadros. 

En el minimalismo prima el menos es más, así como la funcionalidad de cada elemento. Debemos desterrar, por tanto, todo aquello que no resulte estrictamente necesario y útil en cada estancia. Una pared repleta de cuadros o fotografías, una balda llena de objetos colocados sin ningún orden ni concierto o una encimera de la cocina en la que se amontonan pequeños electrodomésticos, están fuera de lugar. Pero ojo, no se trata tampoco de volverse locos y tirar todo lo que tenemos sino de quedarse con aquellos objetos que nos hacen felices y significan algo.

Estancias despejadas

No importa si la vivienda es de pequeño tamaño o grandes dimensiones, si por algo destaca el estilo minimalista es por dar prioridad a los espacios despejados y abiertos. Tender siempre hacia lo diáfano y la ligereza visual. Busquemos siempre la sobriedad, el orden y resaltar los diseños arquitectónicos que la vivienda nos proporciona por si misma.

Poco pero bueno

A la hora de elegir los muebles optar siempre por poner los estrictamente imprescindibles en cada estancia, buscar siempre aquellos que destaquen por su funcionalidad, sus líneas sencillas, rectas y modernas como los de estilo nórdico, de calidad y duraderos y decantarse siempre por materiales nobles como la madera, el cuero, el cristal, el acero...

Líneas puras en baños y cocinas

Por supuesto, en lo que respecta a baños y cocinas hay que decantarse también por muebles rectos y sencillos, espacios limpios de objetos, ninguna estridencia en los colores (optar preferiblemente por el blanco, tonalidades claras como el beige o el gris o, incluso, el negro en muebles y armarios), ninguna ornamentación ni estampado en paredes o suelo y materiales como el acero, el microcemento o el cristal.

Optar siempre por los colores neutros

No se trata de quedarse en el blanco y el negro pero sí de reducir la paleta cromática de paredes, muebles y objetos decorativos a su mínimo exponente para conseguir la ansiada serenidad y el equilibrio y esto pasa, sencillamente, por elegir colores neutros y generalmente claros que no desentonen entre ellos. Cuando se trata de textiles, continuar la misma línea, huir de los estampados y de las grandes cortinas.

Combinar diferentes texturas

Siempre que tengan tonos similares y neutros podemos optar por la combinación de diferentes texturas para dar mayor calidez a las estancias: textiles, cerámica, madera, ratán, cuero... pueden convertirse en grandes aliados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento