Sánchez cuestiona el "compromiso" de Ayuso con la vacunación y acusa a Vox de "montar bronca" en Vallecas

Pedro Sánchez, en el Congreso.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso.
EFE

Al ataque contra la derecha. Así arrancó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su réplica en el debate que este miércoles se celebra en el Congreso en torno al estado de alarma y el plan reformas e inversiones que se remitirá a Bruselas a cambio de los fondos europeos de reconstrucción. "No se viene a gritar", le espetó a Pablo Casado (PP). "No se viene a insultar", le reprochó a Santiago Abascal (Vox). El presidente, incluso, cuestionó el compromiso con la vacunación de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (PP).

Sánchez criticó la actuación del PP durante la pandemia. Recordó, por ejemplo, que en las sucesivas prórrogas del estado de alarma los populares han votado a favor, en contra y se han abstenido. "Esa es su consistencia política, ni los españoles saben qué piensa del estado de alarma", le afeó a Casado el presidente, quien atribuyó al PP un "intento claro de derribar al Gobierno" valiéndose de la emergencia sanitaria.

"Usted es un patriota de sí mismo", "ha jaleado manifestaciones con la ultraderecha", ha protagonizado una "campaña de difamación". Son sólo algunas de las frases que Sánchez dedicó al PP y a su líder, del que dijo que "si no tiene nada que aportar, será el problema del PP", y que "los españoles son muy conscientes de que podemos superar las dificultades sin la ayuda".

Sánchez también quiso entrar en la arena de la campaña del 4-M. "Le veo inquieto, gritando mucho. Viene aquí, sube [a la tribuna], grita (...). Está impaciente por entrar en la campaña de Madrid. ¿Será que no le dejan?", se preguntó el socialista.

Aunque evitó dirigirse a ella directamente, el presidente también tuvo palabras para Ayuso. Dijo, por ejemplo, que "algunas comunidades" están negociando la vacuna Sputnik "por su cuenta" y que, "dentro de poco, van a declarar unilateralmente la independencia de la Agencia Europea del Medicamento". Por si alguien no había entendido la referencia a Madrid, Sánchez lo aclaró: alguna de esas comunidades "está a muy pocos metros de aquí, en la puerta del Sol".

Más aún, Sánchez dijo que si en Madrid hay un "60% de personas" que han renunciado a vacunarse con AstraZeneca y ese porcentaje es mucho mayor que en otras comunidades, "quizá" sea porque no hay un "compromiso claro e inequívoco" de quien "lidera" esa región. "¿Por qué en Madrid sí y en otros territorios no?", insistió en preguntar.

En cuanto a Abascal, Sánchez le acusó de "buscar bronca" en Vallecas, en referencia al acto de precampaña de Vox que concluyó con disturbios. "No es el voto de los barrios más humildes lo que usted está buscando", le dijo el socialista, porque "Ortega Smith descalificó a esa gente [de Vallecas] como gentuza".

El presidente afeó al líder de Vox que llame "a sus militantes a tomar las calles" y "al ejército a dar un golpe de Estado", y le acusó de no condenar "la violencia contra las mujeres, contra los inmigrantes o contra los colectivos LGTBI". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento