Una paloma se alimenta del pienso de los periquitos de la Rambla.
Una paloma se alimenta del pienso de los periquitos de la Rambla. ARCHIVO

Una veintena de miembros del grupo ecologista Rambles Étiques ha anunciado la interposición de una denuncia contra los vendedores de animales de las Ramblas de Barcelona porque tiran los cuerpos de los animales muertos a los contenedores de los alrededores en lugar de incinerarlos, como marca la normativa.

Tiran los cuerpos de los animales muertos a los contenedores de los alrededores en lugar de incinerarlos
En el marco de un acto de protesta en Barcelona, los ecologistas han anunciado también que interpondrán una reclamación administrativa al Ayuntamiento por incumplimiento de la Ley de Protección de Animales y ordenanzas municipales.

El portavoz de los ecologistas, Eric Gallego, ha declarado que los vendedores "incumplen 17 artículos de la Ley de Protección de los Animales y 4 del ordenanza municipal" y los ha acusado de crear un problema de salud pública tirando cadáveres de animales a los contenedoresl.

Los ecologistas han mostrado los restos de 180 animales, entre ellos de periquitos, roedores, reptiles, tortugas y peces, que supuestamente han extraído los últimos 21 días de los contenedores situados junto a los puestos y que habían congelado para enseñarlos.

Han mostrado restos de 180 periquitos, roedores, reptiles, tortugas y peces

Sin embargo, el representante de los propietarios de los once puestos existentes, José Cuenca, ha negado que se tiren animales a los contenedores, aunque ha reconocido que "no nos oponemos a ninguna mejora", pero ha advertido de que la actual normativa sobre esto "no tiene pies ni cabeza".