Casado exige a Sánchez una ley de pandemias tras el estado de alarma y le acusa de "tomar el pelo" a España

El presidente del PP, Pablo Casado, interviene desde la tribuna del Congreso.
El presidente del PP, Pablo Casado, interviene desde la tribuna del Congreso.
EFE
El presidente del PP, Pablo Casado, interviene desde la tribuna del Congreso.
EFE / EP

Pablo Casado cree que Pedro Sánchez "toma el pelo" a los españoles con la presentación del plan de recuperación con los fondos de la Unión Europea, y ha insistido en que el PP ha propuesto "un plan B jurídico" para poder restringir la movilidad si es necesario una vez que se acabe el estado de alarma el próximo 9 de mayo. A esto, el líder popular ha añadido también que los suyos han pedido "una ley de pandemias" que el Ejecutivo no se ha abierto ni siquiera, dice, a negociar. Para Casado, Sánchez es "el peor presidente de la democracia".

En su intervención en el Congreso, Casado ha acusado a Sánchez de "faltar el respeto al Parlamento" y a "las víctimas" de la pandemia. "¿Quién se cree que es?", se ha preguntado el líder de la oposición, que le recordó al presidente del Gobierno que está "obligado a traer aquí el plan de recuperación" y someterlo "a votación" como, sostuvo Casado, "hizo Italia". En cambio, los populares cree que Sánchez ha vendido "una pizza recalentada ocho veces de la que no se conocen los ingredientes ni cuanto cuesta".

"Hasta aquí hemos llegado"

"Ya hemos aguantado el pasillo de aplausos, pero lo que no vamos a aguantar es esto", esgrimió Casado al mismo tiempo que afeó al presidente del Gobierno que hiciera "un autobombo" desde la tribuna. "Hasta aquí hemos llegado, hemos aguantado su chulería", sentenció el líder del PP.

Precisamente, sobre el plan de recuperación Casado insistió en que fue negociado "por las mujeres del Partido Popular Europeo, Merkel, Von der Leyen y Lagarde" mientras Sánchez se dedicó, a juicio del popular, a "chupar rueda en todo momento" e incluso puso "en riesgo" la aprobación del fondo. Y lo mismo pasa, añadió, con la estrategia de vacunación. "Empieza usted a ser gafe", comentó. Para terminar su intervención, el presidente del PP acusó al jefe del Ejecutivo de "intentar dividir".

La intervención de Pablo Casado llegó después de que Pedro Sánchez interviniera para explicar el plan de recuperación y mantuviera que el objetivo de vacunación de tener al 70% de ciudadanos vacunados a finales de agosto sigue vigente, pero está sujeto a que se cumplan las entregas de las farmacéuticas. Además, otro de los anuncios del Gobierno pasó por prorrogar tres meses más las medidas antidesahucios y sobre los alquileres que se aprobaron ante la pandemia de Covid-19.

"Aquí no se sube a mentir", le espetó Casado a Sánchez en su turno de réplica. Insistió en las propuestas del PP y repitió que el Gobierno no se abre a negociarlas o apoyarlas. "Usted es el cuello de botella para la recuperación", sostuvo el líder del PP. "Si todo queda en manos de las comunidades y de Europa, ¿usted para qué sirve?", se preguntó el líder de la oposición que considera que el Ejecutivo quiere, además, repartir los fondos europeos "a dedo".

Sobre los datos económicos, Casado recurrió a las previsiones del FMI e irónicamente calificó a Sánchez como "el campeón de la creación de empleo". El PP esgrimió que el PSOE "ya destruía empleo antes de la pandemia". Y le lanzó un aviso: "Reformas no son contrareformas", en referencia a cómo, según Casado, Sánchez está deshaciendo las medidas aprobadas por el PP. 

Abascal pide el fin de las restricciones

Por su parte, el presidente de Vox ha pedido a Sánchez "el fin de las restricciones" para que los españoles "puedan moverse con libertad por las provincias, pueblos y barrios". Además, calificó al Gobierno de "vergüenza" y le acusó de "restringir derechos" durante la pandemia. Santiago Abascal volvió a hablar de "virus chino" para referirse al coronavirus y pidió medidas como la gratuidad de las mascarillas.

De hecho, Abascal acusó al PP de "complicidad" con Ejecutivo al haber permitido la imposición de un estado de alarma que, según ha afirmado, el Ejecutivo ha aprovechado para atacar los derechos fundamentales y las libertades de los españoles e imponer su "agenda ideológica". Para Vox, Sánchez "ha arrasado el Estado de Derecho", ha hecho un "uso torticero" de las instituciones y se ha "lavado las manos con un estado de alarma perpetuo, echando toda la responsabilidad" de la gestión de la crisis a las comunidades autónomas.

En una escena llamativa, Abascal sacó desde la tribuna un adoquín para denunciar "las agresiones a Vox" durante los mítines de la precampaña del 4-M en la Comunidad de Madrid. De estas culpó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Cs pide a Sánchez que "abandone la propaganda"

Inés Arrimadas, en su intervención, pidió "salir de la burbuja política" y preocuparse de los "problemas de los ciudadanos". La presidenta de Ciudadanos pidió al presidente del Gobierno que "acuerde y consensue las reformas" que necesita España y se garantice "un buen uso de los fondos". Arrimadas acusó a Sánchez de "hacer propaganda" y de "vender humo", y añadió que esa propaganda "solo llena la cuenta corriente de algunos asesores" pero "no la de los españoles". Ciudadanos afea al Ejecutivo que no haya "consensuado el plan con nadie".

Arrimadas cree que Sánchez debería "asumir el control de la pandemia" porque "aún queda mucho por hacer". Entre otras cosas, sostuvo Arrimadas, "qué va a pasar tras el estado de alarma". Instó al presidente del Gobierno a explicar "qué quiere hacer después del 9 de mayo" y le pidió que "controlen" el cumplimiento de los requisitos y los controles "en los aeropuertos y en los españoles", porque el objetivo, dijo, debe ser "garantizar que España es un destino turístico seguro".

Sobre las vacunas, la líder de Cs puso en duda que se pueda mantener el objetivo de vacunación tras el frenazo de Janssen. "¿Puede mantenerlo?", se preguntó, al mismo tiempo que llamó a realizar un plan "de sensibilización" para que los españoles se vacunen. "No puede ser Mr vacunas y no ser Mr restricciones", esgrimió la presidenta de la formación naranja y pidió a Sánchez que "baje a la arena de la coordinación" para reactivar la economía, porque "la propaganda no llena la nevera de los españoles".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento