Investigador dice que a Santa Teresa "se le retrasó el nombramiento de doctora pero se le adelantó el de santa"

El carmelita e investigador Rómulo Cuartas ha destacado que a Santa Teresa se le retrasó el nombramiento de doctora pero se le adelanto el de santa, según ha explicado en su ponencia en el Congreso Internacional 'Mujer Excepcional. Cincuenta años del Doctorado de Santa Teresa de Jesús'.

"Santa Teresa es una santa a la que se le atrasó mucho el nombramiento de doctora, pero se le adelantó mucho el de santa porque ya antes de morir todo el mundo la reconocía como La Santa", ha explicado, para añadir que fue un modelo de santidad que no apunta "al más allá", sino que hace todo lo posible porque se viva y se celebre "en el más acá".

Cuartas ha abordado en su intervención a San Pablo VI y Santa Teresa de Jesús como dos modelos de santidad y como dos personalidades "muy relacionadas". "Pablo VI quedó muy emparentado con Santa Teresa porque él fue quien decidió promover y ejecutar la declaración de la Santa como doctora de la Iglesia el 27 de septiembre de 1970", ha subrayado.

Cuartas ha repasado los primeros pasos de Santa Teresa, donde ha destacado que su camino a la santidad es descrito por ella misma con tintes claramente "paradisíacos", donde todo era bueno y nada le estorbaba para acoger la gracia de Dios y permitirle una vida totalmente pura y fiel, presentando el contraste de la tentación y la caída, para seguir en un proceso de sucesivas levantadas y caídas hasta llegar a lo que se ha llamado la conversión "definitiva".

La etapa final de la vida de Santa Teresa -ha explicado- estuvo centrada definitivamente en el Dios Uno y Trino que permitieron que la Santa hiciese "nuevas lecturas integradoras de su proceso".

PAPA PREPARADO

Sobre San Pablo VI, recientemente canonizado y declarado santo, "fue uno de los papas más y mejor preparado para su ministerio de la Historia de la Iglesia", ha dicho.

"Y no -ha añadido- porque él se lo propusiera o lo buscara, que bastante temió y esquivó su elección hasta el último momento, sino porque acercándonos a su biografía con sus condiciones personales, la coyuntura histórica de su periplo vital, los diversos cargos y ministerios que le fueron encomendados y la espontaneidad y naturalidad con que acogió la gracia, revela una verdadera manifestación del Espíritu Santo en una etapa tan singular de la historia como lo fue el siglo XX".

Por último, el carmelita ha indicado que lo más aconsejado es no tratar de hacer comparaciones o buscar puntos de convergencias o divergencias entre estos dos santos, "que son muy originales en todo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento