Madrid y Andalucía piden a Darias que los menores de 60 años puedan vacunarse voluntariamente con AstraZeneca

  • Llevarán la propuesta al Consejo Interterritorial de Sanidad de este miércoles que volverá a debatir sobre las vacunas.
  • ​Los interesados deberían firmar un consentimiento en el que reconocen los posibles efectos secundarios.
Archivo - (I-D) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, durante el acto institucional por el Día de la Constitución en el Congreso de
Archivo - (I-D) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, durante el acto institucional por el Día de la Constitución en el Congreso de
Jes ̇s HellÌn, Jesús Hellín

La Comunidad de Madrid y Andalucía reclamarán este miércoles al Gobierno que permita que las personas de menos de 60 años que quieran vacunarse con AstraZeneca puedan hacerlo. De acuerdo a la propuesta de estas dos comunidades, la inmunización con la vacuna británica desde esa edad para abajo sería voluntaria. Los interesados deberán firmar un consentimiento en el que se muestren conscientes de los motivos por los que la semana pasada se dejó de vacunar con ella: los extraños casos de trombos asociados a ella, de los que a principios de abril se habían registrado 222 episodios entre 34 millones de personas inmunizadas.

Los gobiernos de Isabel Díaz Ayuso y de Juanma Moreno harán un frente común para conseguir que, de forma voluntaria, una mayor parte de la población pueda vacunarse con AstraZeneca, después de que la semana pasada el Consejo Interterritorial de Sanidad, a instancias del Gobierno, suspendiera los pinchazos de 60 años para abajo. Por el contrario, se decidió ampliar hasta los 69 años la edad de la población a la que se inyectará el suero de la Universidad de Oxford,

La Comunidad de Madrid se opuso a ese acuerdo y ahora reclamará formalmente que, al menos, quien lo desee pueda ponerse esta vacuna. Fuentes del gobierno madrileño aducen que sería una solución intermedia, porque recuerdan que Madrid lleva desde enero pidiendo que la vacuna de AstraZeneca no tenga límites y que, como en el Reino Unido, se pueda poner a la población de cualquier edad.

De cara a la reunión de este miércoles, Andalucía también defenderá la vacunación voluntaria con AstraZeneca en los menores de 60 años, también con un consentimiento firmado.

De momento, el Gobierno central no parece estar muy dispuesto a ello. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, señaló este lunes que no puede plantearse la vacunación voluntaria hasta que no haya vacunas disponibles para todo el mundo. 

"No es una cuestión de que se pueda vacunar o no con consentimiento, todavía las vacunas no están disponibles para quien se la quiera poner", dijo el experto del Gobierno. "Tenemos que priorizar y la priorización está clara en nuestro país, para reducir el impacto en el sistema sanitario y y la mortalidad en la población más vulnerable y progresivamente al resto de la población", añadió.

Sin embargo, Madrid y Andalucía no lo ven así y tratan de suplir el parón de la vacunación entre los menores de 60 años, haciendo voluntarios los pinchazos.

"Pedimos desde el primer momento que se vacunase sin límite de edad",  remachó este lunes el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.  "El beneficio es mucho mayor que el riesgo y lo preocupante es contagiarse. Hay que tomar decisiones ágiles y no confundir a la población", ha defendido. "Si tuviese la oportunidad [de vacunarse con AstraZeneca], le garantizo que lo haría", ha zanjado.

Por su parte, el consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha recordado que "el prospecto de esta vacuna pone que se puede usar por encima de los 17 años" y que espera la respuesta que dé este miércoles Sanidad. Andalucía considera que AstraZeneca es una vacuna "segura", de modo que habría que dar la oportunidad de vacunarse con ella a los menores de 60 años que lo deseen.

La decisión de suspender los pinchazos con la vacuna británica por debajo de esta edad ha dejado en el limbo a más de dos millones de personas que ya se habían puesto la primera dosis, particularmente a docentes, policías, guardias civiles y bomberos, que fueron identificados como miembros de profesiones esenciales que debían ser vacunados antes de las franjas más jóvenes de la población.

A pesar de esta situación, este martes otras comunidades no se han pronunciado sobre la posibilidad de que hacer voluntaria la vacunación con AstraZeneca. Por ejemplo, Castilla y León ha indicado que de momento está vacunando tal y como dicta la Estrategia Nacional y que "se valorará lo que se proponga" en la Ponencia de Vacunas -los expertos-, en la Comisión de Salud Pública -los directores generales de Sanidad-, así como lo que se acuerde en el Consejo Interterritorial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento