La población extranjera residente en España crece un 2% en el último año y supera por primera vez los 5,8 millones

  • Las restricciones a la movilidad han supuesto un menor crecimiento interanual respecto a años anteriores.
  • A 31 de diciembre de 2020, en España residían 5.800.468 extranjeros, 137.120 personas más que en 2019.
Un grupo de personas con mascarillas cruza un paso de cebra de la Gran Vía de Madrid.
Un grupo de personas cruza un paso de cebra de la Gran Vía de Madrid.
Jorge Paris

En 2020 la población extranjera residente en España superó por primera vez los 5,8 millones de personas, un 2% más que un año antes, aunque el impacto de la pandemia y las restricciones en la movilidad internacional han supuesto un menor crecimiento interanual respecto a años anteriores.

Son datos de la Estadística de Extranjeros Residentes en España en 2020 que ha publicado el Observatorio Permanente de la Inmigración, dependiente de la Secretaría General de Objetivos y Políticas de Inclusión y Previsión Social del Ministerio de Inclusión, e incluye a quienes tienen una autorización de residencia en vigor y a aquellos residentes en régimen de libre circulación Unión Europea (UE) que poseen un certificado de registro.

A 31 de diciembre de 2020, en España residían 5.800.468 extranjeros, 137.120 personas más que en 2019, lo que supone el menor incremento interanual desde 2016 y la ruptura de la tendencia creciente observada desde 2014. El crecimiento acumulado de la población extranjera residente en los últimos diez años es de un 19%, y del 16% en los últimos cinco. Una evolución que se ha frenado debido a la situación generada por la covid-19 y las restricciones a la movilidad-.

Aumento de residentes comunitarios

Como en años anteriores, en 2020 el incremento de población (137.120 personas) se debe principalmente al aumento de residentes comunitarios: 100.930 personas más (3%) frente a los 36.190 extra comunitarios (1,6%). El 61% de los 5,8 millones de extranjeros residentes pertenece al régimen comunitario, que se aplica a ciudadanos de la UE y de Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza (miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio), y el resto al régimen general, el de los nacionales de terceros países.

En cuanto a las nacionalidades, quince representan casi el 75% del total de extranjeros residentes: Rumanía (1.079.726), Marruecos (811.530), Reino Unido (381.448), Italia (350.981), China (227.415), Bulgaria (200.468), Alemania (179.437), Portugal (176.772), Francia (176.488), Venezuela (152.017), Ecuador (147.974), Colombia (136.762), Polonia (104.481), Ucrania (93.350) y Pakistán (87.251 ).

Los venezolanos son los únicos fuera de la UE que han crecido durante el último año, con un incremento del 53 %, muy lejos del 6 % de británicos -los segundos con mayor crecimiento pese a la pandemia y al Brexit- y del 5,6 % de italianos.

Dos tercios en Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana

Dos tercios de los extranjeros residentes viven en cuatro comunidades autónomas: Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana. Y sólo siete provincias (Madrid, Barcelona, Alicante, Málaga, Valencia, Baleares y Murcia) concentran el 57% del total y todas superan los 225.000. En el lado opuesto, Ceuta, Palencia y Soria registran el menor número de residentes extranjeros, con menos de 10.000 personas procedentes de otros países cada una.

Sin embargo, si se tiene en cuenta el porcentaje de extranjeros sobre el total de la población, Almería, Baleares, Lleida, Girona y Alicante las que tienen una mayor proporción de población extranjera entre sus habitantes. El informe constata que el perfil sociodemográfico de los extranjeros residentes es muy heterogéneo: la edad media roza los 40 años y los hombres predominan sobre las mujeres.

No obstante, existen grupos más maduros entre los procedentes de la UE, como los británicos (edad media de 54 años) y, en menor medida, los alemanes (49 años), y otros mucho más jóvenes como los pakistaníes y marroquíes (33 años).

Impacto de la pandemia en las estancias por estudios

El Observatorio Permanente de la Inmigración ha publicado también la estadística de extranjeros con autorización de estancia por estudios en 2020, un colectivo en el que el fuerte impacto de la crisis sanitaria se percibe aún con más intensidad. A 31 de diciembre de 2020 el número de este tipo de extranjeros ascendía a 35.344, lo que supone un descenso del 40% (23.931 menos), una caída que no se producía desde 2012.

El 56% (19.875) de las autorizaciones de estancia por estudios corresponde a mujeres y el 80% a menores de 30 años (la edad media es de 27 años), destaca el informe, que indica que los estudiantes chinos son los más numerosos, un 12% del total, seguidos de los estadounidenses, colombianos y marroquíes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento