Ayuntamiento amplía el consenso entre colegios profesionales sobre el nuevo procedimiento que unifica licencias

El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla, Antonio Muñoz, ha ampliado este martes la ronda de reuniones previas con sectores profesionales con carácter previo a la aprobación el miércoles del nuevo procedimiento que va a seguir la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente para unificar en un solo expediente la obtención de la licencia de obras, la calificación ambiental y la licencia de actividad, "evitando así evitando así duplicidades en la documentación y permitiendo una sustancial rebaja en el tiempo de espera por parte del empresario o emprendedor".
Archivo - Fachada del Ayuntamiento de Sevilla durante el estado de alarma
Archivo - Fachada del Ayuntamiento de Sevilla durante el estado de alarma
Eduardo Briones - Europa Press - Archivo

De esta forma, tras mantener un encuentro el pasado lunes con Gaesco y el Colegio de Arquitectos, este martes se ha presentado la iniciativa al Colegio de Arquitectos Técnicos y aparejadores y al Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales quienes han mostrado su respaldo este nuevo procedimiento.

"Este es un paso más, de enorme importancia, que forma parte de un proceso que iniciamos en 2015 con medidas como la modificación de la OROA, las tramitaciones telemáticas de expedientes de licencias y declaraciones responsables, el cambio de estatutos o la nueva RPT. Un único expediente, ante un único organismo, por parte de un único técnico y con un único criterio, y todo con seguridad jurídica", explica en un comunicado el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, quien destaca el respaldo obtenido al trabajo técnico realizado por el equipo de la Gerencia de Urbanismo por parte de los colegios profesionales.

Hasta ahora, según detalla, un proyecto que necesitara calificación ambiental debía seguir dos tramitaciones distintas: la ambiental, que evaluaban los técnicos de Medio Ambiente, y la urbanística, que la llevaban los propios técnicos de Urbanismo. "Esta separación provocaba duplicidades en cuanto a la documentación y alargaba el tiempo de espera, especialmente en la calificación ambiental", agrega. El cambio planteado supone, con todas las garantías de seguridad jurídica y sin restar un ápice a la rigurosidad del procedimiento administrativo, unificar en un procedimiento más rápido, ágil y corto la obtención de la licencia de obras, la calificación y la licencia de actividad.

Otra de las claves de la propuesta que será evaluada por la comisión ejecutiva es que se reduce la carga de documentación al eliminarse toda aquella no exigida por el ordenamiento jurídico para un procedimiento concreto. Es decir, el informe de calificación ambiental se redimensiona al no reclamarse a los empresarios o ciudadanos en general documentación sobre elementos no exigibles normativamente, unos elementos que ya estarían incorporados y evaluados al solicitar las licencias urbanísticas.

La calificación ambiental se exige a determinados tipos de negocio antes de la concesión de la licencia de actividad, como los establecimientos de hostelería, los hoteles, los supermercados, la actividad industrial, las residencias de estudiantes, las residencias de mayores privadas, los auditorios o teatros, los grandes comercios o los parques infantiles. El objetivo es reducir a la mitad el tiempo, de forma que las licencias urbanísticas y la calificación ambiental se otorguen en un plazo medio de seis meses. Este procedimiento permitirá, a su vez, acelerar el desatasco de expedientes que sufren demora por carecer de calificación ambiental.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento