Agentes sociales rechazan la propuesta de Escrivá de ofrecer primas para retrasar la edad de jubilación

Los representantes de UGT, CCOO, CEOE y Cepyme en Aragón han rechazado la última propuesta del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, de ofrecer primas para retrasar la edad de jubilación. Han evidenciado que el Gobierno central debería llevar estos asuntos a la mesa del diálogo social.

Al ser preguntados por este asunto por los medios de comunicación en una rueda de prensa en el Edificio Pignatelli de Zaragoza, el secretario general de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, ha dicho que mientras se está hablando de intentar introducir a los jóvenes en el sistema laboral, el ministro trata de mantener a los mayores en el mismo: "O la manta destapa los pies o la cabeza. Hay que generar empleo y hay que tener un debate serio y sobre si lo que queremos es renovar nuestro mercado de trabajo, que ha envejecido muchísimo, o mantener a la gente mayor en él".

Además, se ha mostrado contrario a hacer anuncios con "una brocha tan gorda". "Incentivar a los que se quieran quedar trabajando con hasta 12.000 euros al año y desincentivar la jubilación de los que se quieran ir antes, es darles más a los que más tienen y menos a los que menos tienen".

Ha defendido que, en líneas generales, los que salen antes del mercado laboral suelen ser aquellos que tienen trabajos "más penosos" y que no pueden seguir realizándolos. "Es un anuncio que puede expresar la intención del ministro de empezar a reflexionar sobre estas cosas, pero desde luego no es aceptable en su actual formulación", ha zanjado.

CONTRATOS SOCIALES

El secretario general de CCOO-Aragón, Manuel Pina, ha remarcado que las pensiones son uno de los contratos sociales que hay en España, junto a la educación y la sanidad. "Un tema tan importante requiere de mucha reflexión".

Ha evidenciado que la política es la que decide en qué se gasta el dinero de los ciudadanos, y ha apuntado que aunque en España el gasto en pensiones asciende al 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), en otros países llega a suponer hasta el 15 por ciento. "Tenemos que hablar del tipo de pensiones que queremos, de lo que se quiere proteger y, a partir de ahí, veremos los ingresos del sistema y su equilibrio".

En este contexto, ha asegurado que no ayuda que en programas y medios de comunicación Escrivá lance unas ideas que no se han presentado en las mesas de negociación. Ha expuesto que ha habido un acuerdo político de recomendaciones en el marco del Pacto de Toledo para su renovación en pocos meses y ahora hay diálogo social abierto, por lo que ha instado al ministro a llevar sus propuestas a este marco.

"Nos gustaría ser más serios en este tema, porque es el mayor convenio colectivo que tenemos los sindicatos. Hay diez millones de españoles viviendo directamente de pensiones", ha apostillado.

DÉFICIT PÚBLICO

El presidente de la CEOE-Aragón, Ricardo Mur, ha señalado que el debate de las pensiones se tiene que abrir con los agentes sociales. "Es evidente que España tiene un problema de sostenibilidad de pensiones, de déficit público, y las medidas no pueden ser las que se están aportando: subida de impuestos y alargar el periodo de jubilación".

Ha subrayado que el retiro del mercado laboral es un derecho, que, además, tiene "un efecto de renovación de plantillas". Por ello, ha considerado que solucionar el déficit de las pensiones a base de que la gente no se jubile "no es razonable".

Por su parte, el presidente de Cepyme-Aragón, Aurelio López de Hita, ha recordado que la sostenibilidad del sistema de pensiones es un problema "gravísimo", por lo que ha esgrimido que hay que hacer "una programación de futuro" para no estar supeditados "a la ocurrencia política de turno, que no solo no soluciona el problema, sino que además lo que hace es sembrar confusión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento