Vivir con una torre de alta tensión en casa

  • Vecinos de Moncloa-Aravaca tienen las instalaciones en sus jardines.
  • La Justicia ordenó su retirada, pero siguen ahí.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MADRID.
Álvaro, a la puerta de su casa, flanqueada por la torre de alta tensión.
Álvaro, a la puerta de su casa, flanqueada por la torre de alta tensión.
JORGE PARÍS

Álvaro Igreja tiene 24 años y desde hace 18 (cuando la familia se trasladó a su domicilio actual como porteros) convive con una torre de alta tensión en la puerta de su vivienda: un chalé en el n.º 141 de la calle Osa Mayor (en el distrito de Moncloa-Aravaca).

Si hubiérais venido en verano, habríais visto la hamaca.
La pongo entre la torre y el árbol

"Si hubiérais venido en verano, habríais visto la hamaca. La pongo entre la torre y el árbol", cuenta con la normalidad de quien está acostumbrado a leer a diario la advertencia de Iberdrola: "Alta tensión, peligro de muerte".

Con la misma naturalidad se explica Manuel, un joven vecino de la calle del Almanzora n.º 4 donde en el patio que comparten cuatro propietarios se levanta majestuosa otra de las torres de la discordia. "Dijeron que la iban a quitar, pero han pasado 12 años desde que vinimos a vivir aquí y ahí sigue".

Éstas son sólo dos de las torres que aún jalonan el tendido eléctrico que atraviesa la zona y que afecta "a unas 33 familias, aunque los cables los padecen todos", se lamenta Fernando (el padre de Álvaro). Y lo confirma Amelia, la ex presidenta de los vecinos, que asegura que el cableado afecta también a un colegio, por lo que el viernes se manifestaron.

Sentencia incumplida

Aunque nadie duda de que las torres estuvieron allí antes que las viviendas (las primeras se construyeron en los años 40 y la primigenia colonia Las Fanegas data de los 60), los vecinos piden (desde hace 20 años) que el Ayuntamiento cumpla el compromiso de desmantelarlas.

Es más, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 1998 solicitaba la retirada de las mismas "por los riesgos para la salud", y fijaba un plazo tope para hacerlo: 2006.

Tres años después, los trabajos están casi concluidos, pero paralizados a falta de un puñado de torres y de buscar una solución definitiva al cableado.

El Ayuntamiento acusa a la Comunidad de no ratificar el convenio y ésta afirma "que falta un requisito técnico y que en mayo las desconectarán". Lo mismo que asegura Iberdrola.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento