En 2008 sólo 43 propietarios solicitaron ayudas para alquilar sus pisos vacíos

  • La Xunta ofrece 6.000 euros para hacer obras, pero los dueños son reacios a arrendar.
  • Hay 60.000 viviendas desocupadas en Galicia.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA
Viviendas en construcción durante el año 2009.
Viviendas en construcción durante el año 2009.
ARCHIVO

Los gallegos desconfían bastante de que un inquilino ocupe una casa de su propiedad. Al menos eso es lo que muestran los últimos datos de la Consellería de Vivenda, donde el año pasado sólo recibieron 43 solicitudes de dueños de pisos que lleven vacíos un año para incluir su inmueble en el Programa de Vivenda en Aluguer y recibir, de esa forma, 6.000 euros para obras de rehabilitación.

La falta de interés de los dueños por esta línea de subvenciones, que en su momento la Xunta pensó en elevar a los 12.000 euros, se muestra en que sólo se concedieron 258.000 euros de un presupuesto que alcanzaba los 900.000 euros. El dinero restante (642.000 euros) se empleará este año para el mismo fin.

60.000 viviendas sin ocupar

Desde la propia consellería se extrañan de la reticencia de los propietarios a acceder a estas ayudas, una idea que nació con el único objetivo de sacar al mercado buena parte de las 60.000 viviendas desocupadas que existen en la comunidad, casi siete de cada 100 de las que están construidas (unas 900.000 en las cuatro provincias). Se concentran sobre todo en la costa y en las grandes ciudades sólo en Vigo y A Coruña existen unas 34.000.

Y eso que las ventajas que ofrece el Programa de Vivenda en Aluguer no se limitan sólo al dinero de la subvención. El Gobierno autonómico del bipartito creó un sistema que, además, les paga el alquiler a los dueños durante cinco años desde la firma del contrato, aunque el inquilino ya se haya marchado del piso. Además, son beneficiarios de un seguro multirriesgo de hogar y reciben asistencia jurídica.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento