Qué ayudas hay para pagar el recibo de la luz si me quedo en paro

Factura de la luz.
Factura de la luz.
LA INFORMACIÓN

La factura de la luz supone un gasto añadido a la economía familiar, por lo que algunas personas que se encuentran en vulnerabilidad económica, como aquellas que se han quedado en paro y tienen una renta anual inferior a los requisitos establecidos, pueden beneficiarse de algunas ayudas para hacer frente al gasto energético. 

Ejemplo de ello es el conocido como bono social de electricidad, una ayuda que supone un descuento en la factura de la luz, que puede ser de un 25% para consumidores vulnerables o de un 40% para consumidores vulnerables severos. En caso de estar en riesgo de exclusión social, este descuento es de hasta el 50% menos.

Sin embargo, con la situación de crisis económica ocasionada por la Covid-19, ahora también podrán beneficiarse de las ayudas del bono social eléctrico las personas que se encuentren en situación de desempleo. 

Requisitos para beneficiarse de la ayuda

En primer lugar, quienes estén en situación de desempleo y quieran beneficiarse del bono social eléctrico deberá acreditar esta circunstancia, además de cumplir con requisitos de ingresos, ya que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar correspondientes al mes anterior a la presentación de la solicitud del bono social completa debe ser inferior a:

  • 1,5 veces la doceava parte del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) de 14 pagas, en el caso de que no forme parte de una unidad familiar o no haya ningún menor en la unidad familiar;
  • 2 veces la doceava parte del índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya un menor en la unidad familiar;
  • 2,5 veces la doceava parte del índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya dos menores en la unidad familiar.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, estos multiplicadores de renta respecto del índice IPREM de 14 pagas se incrementarán, en cada caso, en 0,5, siempre que concurra alguna de las siguientes circunstancias especiales:

  • Que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga discapacidad reconocida igual o superior al 33%.
  • Que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar acredite la situación de violencia de género, conforme a lo establecido en la legislación vigente.
  • Que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga la condición de víctima de terrorismo, conforme a lo establecido en la legislación vigente.
  • Que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre en situación de dependencia reconocida de grado II o III, conforme a lo establecido en la legislación vigente.
  • Que la unidad familiar está integrada por un único progenitor y, al menos, un menor.

Entre otros requisitos, hay que tener contratado el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), es decir, el contrato eléctrico establecido por el Gobierno, con una potencia contratada igual o inferior a 10kW. Este PVPC se contrata con las comercializadoras de referencia.

La ayuda por ser consumidor vulnerable por COVID-19 y al estar en desempleo es del 25% de descuento de la factura de la luz. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento